Publicidad
Publicidad

Hiperemesis gravídica, ¿cuándo requiere internación? Las nauseas y vómitos severos durante el embarazo pueden llevar a la muerte. Sin embargo muy poco se sabe acerca de esta condición. Los factores hormonales, genéticos y socioeconómicos pueden jugar un rol fundamental.

Bigstock-pregnant-woman-with-strong-pai-11327849
Articulos relacionados
Últimos comentarios

 

Las nauseas y vómitos severos durante el embarazo pueden llevar a la muerte.  Sin embargo  muy poco se sabe acerca de esta condición.  Los factores hormonales, genéticos y socioeconómicos pueden jugar un rol fundamental.

Casi todas las mujeres experimentan náuseas matinales o vómitos durante el embarazo y una de cada 100 sufre lo que se llama hiperémesis gravídica,  la cual puede necesitar internación y tratamiento endovenoso para restaurar  la hidratación, electrolitos y vitaminas por vía endovenosa.  Si una mujer se deshidrata por los vómitos, puede desarrollar un desequilibrio electrolítico grave y pueden morir por esta causa.

La verdadera causa detrás de náuseas durante el embarazo sigue siendo desconocida y parece ser compleja..  Varios estudios han demostrado que los niveles elevados de estrógeno y gonadotropina coriónica humana (hCG), pueden estar involucrados. Lo más probable es que los factores hormonales, genéticos y socioeconómicos juegan un papel.

El riesgo de sufrir hiperémesis es mayor entre las mujeres cuyas madres sufrieron el síndrome. Las mujeres no fumadoras y las que tienen un índice de masa corporal  por encima o debajo de lo normal también muestran una mayor tendencia a experimentar náuseas durante el embarazo.  Las madres más jóvenes y las que esperan niñas que corren el mayor riesgo.

 

¿Cuándo se indica internación de una embarazada?

Es importante que consultes con tu médico o acudas a un servicio de urgencias ante la presencia de cualquiera de los siguientes síntomas:

  • náuseas que persisten a lo largo de todo el día e imposibilitan la conducta de comer y/o beber
  • vómitos que ocurren tres o cuatro veces al día o incapacidad de retener cualquier alimento o bebida en el estómago
  • vómitos de color marrón o con sangre o vetas de sangre
  • pérdida de peso
  • desmayo, vértigo y/o pérdida del equilibrio
  • reducción de la cantidad de orina
  • aceleración de la frecuencia cardíaca
  • dolores de cabeza recurrentes
  • olor corporal desagradable o sabor frutado en la boca
  • fatiga extrema
  • confusión

 

Tratamiento durante la internación

Cuando hay riesgo de deshidratación o alteración del medio interno de la embazada, el médico indicará internación.  Durante este período se indicará:

  • un breve período de ayuno por vía oral para que el sistema digestivo descanse
  • administración de líquidos por vía intravenosa (IV)
  • administración de suplementos vitamínicos y nutricionales
  • en caso necesario, la mujer puede también recibir medicación para frenar los vómitos, sea por vía oral o intravenosa.

La mayoría de las pacientes se recuperan dentro de las 24-48 hs. de tratamiento.

Cuando ceden los vómitos y mejora el estado general se reiniciará la alimentación por vía oral, comenzando con volúmenes pequeños de líquidos helados ( té, agua mineral, jugos de fruta) para continuar después con los sólidos.

Se dejará ir a su casa a la embarazada cuando tolere totalmente la alimentación por boca y tenga buen estado general, con un medio interno equilibrado.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 1 comentario
Comentarios

Miembro  

2

Consejera  

uyy hasta sangre vomite con el embarazo, no sabia q fuese tan grave, por suerte todo salio bien fueron los primeros 3 meses

Responder
Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad