Publicidad
Publicidad

Visualizaciones: una técnica para aprender a relajarnos Se la utiliza para para el manejo del estrés, apunta al acompañamiento en la búsqueda de un embarazo, a reducir la ansiedad durante el mismo, a enfrentar un parto con menor dolor y a fortalecer el vínculo con los hijos. Uno de los más importantes beneficios se centra en la actitud y en la relajación.

Woman-meditating
Articulos relacionados
Últimos comentarios

Según la Real Academia Española, la acción de visualizar está definida como “Imaginar con rasgos visibles algo que no se tiene a la vista”.

La técnica de visualización tiene múltiples usos y beneficios.  Se la utiliza para mejorar la actitud y el rendimiento en deportes y performances, para planificar una situación problemática o muy emotiva, para el manejo del estrés y, en el tema que nos concierne, apunta al acompañamiento en la búsqueda de un embarazo, a reducir la ansiedad durante el mismo,  a enfrentar un parto con menor dolor y a fortalecer el vínculo con los hijos.  Uno de los más importantes beneficios se centra en la actitud y en la relajación.

¿Cómo practicarla?

  • Elegir un lugar cómodo: a solas, sin teléfonos, timbres u otras interrupciones.
  • Puede realizarse acostados o sentados en un sillón o silla con respaldo y cómodos.
  • Disponer de tiempo, sin apuros.
  • Se puede utilizar música para relajarse, sonidos de la naturaleza, música étnica o clásica.
  • La imagen elegida puede ser un campo, montañas, lagos, mar, islas, etc.
  • Hay que entrenar y tenerse paciencia. Algunas personas tienen facilidad para lograr realizar la visualización y relajarse rápidamente, en cambio a otras les cuesta más.
  • Se comienza con respiraciones profundas y lentas, preferentemente en forma abdominal. Inspirando el aire por la nariz y exhalándolo por la boca.
  • Una vez lograda la distención de los músculos, se comienza a visualizar, imaginando, por ejemplo, un paisaje relajante. Se trata de conectarse con todos los sentidos: tacto, oído, vista, olfato y hasta se le puede imprimir movimiento.
  • Si nuestra imagen seleccionada es el mar, podríamos conectarnos con los tonos azules del agua, el celeste de cielo, los diferentes matices verdes de las palmeras y árboles, el tono claro de la arena. Le sumaríamos la sensación de pisar descalzos la arena tibia y suave o mojarse los pies con el mar, la temperatura agradable, el sol en nuestra piel. Disfrutaríamos del olor a mar, a sal y escucharíamos el canto de las gaviotas, la brisa y el movimiento de las olas.  Y así nos dejamos llevar por las sensaciones, intentamos vivenciar ese lugar, y experimentar el estado de relajación.  Si les cuesta, pueden previamente elegir un lugar en el que hayan estado, una foto o un cuadro que les trasmita tranquilidad. Luego lo pueden describir en voz alta como contándoselo a alguien que no lo conoce, recordando tener en cuenta todos los sentidos. Una vez logrado esto, pueden comenzar con la práctica de la visualización.

 

Aplicación en las etapas de la maternidad 

Además de su utilidad como técnica de relajación, la visualización se puede utilizar para enfrentar situaciones especiales, tanto emotivas como complicadas, para mejorar nuestra actitud y para potenciar los resultados.

Búsqueda del embarazo: Imaginarse y conectarse con la unión del esperma y el óvulo, para luego dar paso a la implantación.

Embarazo: Imaginar y seguir el desarrollo del bebé en el útero, acompañando los cambios de ambos. Visualizar la panza en crecimiento y el bebé flotando en sus aguas.

Parto: Conectarse con las contracciones e imaginar cómo el útero y la cavidad pélvica se van abriendo dando paso al bebé. Luego conectarse con la salida y el encuentro con el niño.  A algunas mujeres les beneficia distraerse de los dolores que les generan las contracciones conectándose con el paisaje relajante practicado previamente.

Vínculo con el bebé: Imaginarse tocando la piel de su hijo, amamantando, sus risas y gestos, sus olores y sonidos. Visualizarse juntos y en contacto.  Cuando la mamá se reincorpora al trabajo y necesita extraerse leche, la visualización de su bebé le puede ayudar a que baje la leche más rápido y fácilmente.

Cualquier persona que tenga interés puede beneficiarse con la visualización. Hay que ser constantes para aprender y dominar la técnica. Una vez logrado el entrenamiento, pasará a formar parte de las estrategias de relajación y afrontamiento con que contamos.

 

Lic. Verónica Tamburelli

ProMamás

Banner-promamas

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 1 comentario
Comentarios

Miembro  

1

Estuve escuchando musica relajante al tiempo de leer este tema, y hacer eso al mismo tiempo me infundio las ganas de cerrar mis ojitos y volar...., Lamentablemente aun estoy algo ajetreada en la universidad por lo que mi tiempo no es el que quisiera para poder aplicar la tecnica, pero en cuanto tenga tiempo lo haré.

Responder
Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad