Publicidad
Publicidad

El sueño de los bebés dentro de la panza de mamá Después de unos siete meses de gestación en el útero, un feto humano ha pasado la mayor parte de su tiempo durmiendo. Sus ciclos cerebrales oscilan entre la actividad del sueño REM (cuando se producen rápidos movimientos de ojo) y la tranquilidad del sueño no-REM.

Url
Articulos relacionados
Últimos comentarios

Después de unos siete meses de gestación en el útero, un feto humano ha pasado la mayor parte de su tiempo durmiendo. Sus ciclos cerebrales oscilan entre la actividad del sueño REM (cuando se producen rápidos movimientos de ojo) y la tranquilidad del sueño no-REM. Pero saber si los cerebros de fetos más jóvenes e inmaduros experimentan ciclos durante el sueño o simplemente están inactivos ha permanecido en el misterio, hasta ahora.

Un equipo de científicos de la Universidad Friedrich Schiller de Jena, Alemania, han descubierto que fetos muy inmaduros de oveja (cuyas características de gestación son similares a las del ser humano) pueden entrar en un estado durmiente similar al del sueño semanas antes de que pueda comprobarse una actividad REM.

La medición directa de la actividad cerebral de un feto humano en el útero es imposible. Los que sabemos acerca de estos hábitos prematuros del sueño proviene fundamentalmente de la observación del movimiento de los ojos. El cerebro del embrión desarrollado muestra ciclos cada 20 a 40 minutos de actividad REM, si bien las funciones de dichos ciclos siguen pendientes de nuevas investigaciones.

Algunas han intentado medir la actividad cerebral de los bebés prematuros sometiéndoles a un electroencefalograma tras el parto. Estas mediciones, de acuerdo con los investigadores, son técnicamente difíciles y llenas de errores. Así que los neurólogos que estudian el desarrollo del cerebro fetal no saben a ciencia cierta si los ciclos de sueño simplemente aparecen de repente, o si son resultado lento a partir de otras formas de actividad cerebral.

Usando sofisticadas técnicas matemáticas para detectar pautas, los investigadores hallaron ciclos en la complejidad de la actividad del cerebro inmaduro. A diferencia de los patrones de sueño en las fases avanzadas del desarrollo, esos ciclos fluctuaban cada 5 o 10 minutos y cambiaban lentamente a medida que el feto crecía.

Aunque es difícil imaginar qué experimenta el feto durante esos ciclos en términos que resulten familiares para los adultos, estas pautas descubiertas arrojan nueva luz sobre el origen del sueño. "Dormir no es el resultado repentino de un cerebro que descansa. Los cambios son procesos regulados de forma activa", explicaron los científicos.  Este hallazgo, combinado con otros datos, muestra que las células cerebrales que generan los estados de sueño maduran mucho antes de que el resto del cerebro se desarrolle lo suficiente como para poder propiciar la aparición de un sueño REM.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 2 comentarios
Comentarios

Miembro  

Pero que se supone que sueñan si no conocen el mundo?? D:

Responder
Publicado el 03/03/13 superheroe123
Miembro  

.............YO NO SABIA ESTO PERO ES HERMOSO LOK PASA CONMI BEBE......K SUEÑE LINDO....O LO K SEA K PASE..........SALUDITOS OPINEN

Responder
Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad