Publicidad
Publicidad

¿Qué son los TGD y cómo los reconocemos? Los Trastornos generalizados del desarrollo (TGD) son una alteración de origen neurobiológico que se manifiesta habitualmente en los niños durante los primeros 36 meses de vida. Según las estadísticas su incidencia se encuentra en un preocupante ascenso.

249bca62-a43e-4029-8e9b-8913a42d0586
Articulos relacionados

Los Trastornos generalizados del desarrollo  (TGD) son una alteración de origen neurobiológico que se manifiesta habitualmente en los niños durante los primeros 36 meses de vida.  Según las estadísticas su incidencia se encuentra en un preocupante ascenso.

En ocasiones en lugar de TGD se prefiere hablar de los Trastornos Generales del Desarrollo del Espectro Autista porque este término abarca con mayor precisión todas las posibles problemáticas de las áreas del desarrollo.

El TGD afecta tres áreas del desarrollo:

1. la falta de comunicación,

2. la realización de movimientos repetitivos, y

3. mayor interés en objetos inanimados, como juguetes.

Ningún caso es igual a otro y pueden presentarse de manera leve, moderada o profunda. Habitualmente el TGD es abordado con psicoterapia individual, educación especial, medicación u hospitalización.

Los trastornos generalizados del desarrollo en el mundo son cada vez mas frecuentes, actualmente se da en  1 de cada 150 nacimientos.

Existen diferentes trastornos TGD entre los cuales se encuentran:

  • Autismo
  • Síndrome de Asperger
  • Síndrome de Rett
  • Trastorno Desintegrativo de la Niñez

A excepción del Trastorno de Rett, que afecta más frecuentemente a las mujeres, el resto de los TGD afectan a los varones casi cuatro veces más a menudo que a las mujeres. Asimismo, su afectación no parece hacer excepciones entre razas y/o nivel socio-cultural.

La mayoría de los niños parecen adquirir sus habilidades sociales espontaneamente pero los niños con TGD no. Las habilidades sociales tienen que ser enseñadas específicamente, y reforzadas una y otra vez. Para algunos niños, las interacciones sociales exitosas como, por ejemplo, poder jugar puede ser su propio premio, mientras que para otros, no.

Todavía no se han determinado las causas concretas del origen de este trastorno, pero este abarca: anormalidades en la estructura cerebral, alteraciones en los neurotransmisores y probablemente una base genética.

En contra de los que se dice en muchas ocasiones, el niño que padece TGD es capaz de tener un buen contacto visual, demostrar cariño, sonreír y mostrar una variedad de emociones pero en diferentes grados. Como cualquier otro niño, pueden responder al medio ambiente de forma positiva o negativa.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando los padres observan o sospechan que el desarrollo de su hijo no se desarrolla normalmente, es importante realizar una consulta con un especialista para tener un diagnóstico completo y un tratamiento apropiado.

Las conductas que deberían llamar nuestra atención son:

Comunicación

  • Su lenguaje no está acorde a su edad
  • No respeta consignas
  • Parece oir algunas cosas y otras no
  • No puede expresar lo que quiere
  • No responde a su nombre.
  • No señala ni saluda

Aspecto social:

  • Prefiere jugar solo
  • No presta interés a otros niños
  • No utiliza los juguetes de forma convencional
  • Hace poco contacto visual
  • Está ensimismado
  • No presta atención

Alteraciones de conducta:

  • Actividades repetitivas
  • Coloca las cosas en fila.
  • Hace berrinches.
  • Es hiperactivo.
  • No colabora.
  • Presenta movimientos raros o incontrolados.
  • No tolera determinados sonidos

Es necesario enfatizar la importancia que tiene una temprana consulta al especialista ya que realizar un diagnóstico precoz le permitirá al niño y su familia seguir un tratamiento adecuado, promoviendo al máximo sus potencialidades.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad
Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad