Publicidad
Publicidad

¿Qué son y por qué se producen las regresiones en los niños? Son motivo de preocupación para los padres, pero son episodios frecuentes en los niños de 3 a 5 años.

Peke.jpg_thumbnail0
Articulos relacionados

La regresiones infantiles,son normales y muy frecuentes y se producen cuando el niño tiene que afrontar situaciones nuevas en su vida que le generan estrés.   Es frecuente que nuestro hijo vuelva a mojar la cama, a hablar de un modo más infantil o a pedirnos un chupete cuando se presenta una situación que altera su vida habitual.  Sin previo aviso un niño de entre 3 y 5 años puede volver a realizar algunas conductas de etapas anteriores que ya parecía haber superado.

La regresiones, que parecen un paso hacia atrás en el crecimiento de nuestros hijos, son mucho más frecuentes de lo que pensamos, ya que el desarrollo no es un proceso lineal y muchas veces nuestros hijos parecen volver a estados anteriores en busca de la seguridad perdida ante un cambio en su vida.

En el desarrollo infantil estos retrocesos son normales.  En la evolución del niño normalmente no  desaparecen radicalmente las conductas para  dejar lugar a otras, sino que los comportamientos recién adquiridos coexisten durante un tiempo con los más previos, y es ocasiones estos vuelven a sustituir a los recientemente adquiridos por una temporada.

 

¿Cuando pueden aparecen las regresiones?

Normalmente estas vueltas atrás, volver a mojar la cama, despertarse por la noche o pedir biberón suelen coincidir con algún cambio importante  en la vida de nuestro hijo como por ejemplo:

-escolarización

-nacimiento de un hermanito,

-vacaciones,

-mudanza

-crisis familiares o divorcios

-muerte de algún familiar cercano,

Ante estas circunstancias los niños reaccionan de forma defensiva buscando en comportamientos anteriores el apoyo y la seguridad que les proporcionan conductas que en etapas anteriores le brindaron seguridad.

Hay ocasiones en las que no tiene porqué haber sucedido nada especial ni importante para que estos retrocesos en su evolución se produzcan, porqué se producen sencillamente para poder seguir avanzando.

 

¿Qué podemos hacer los padres cuando nuestro hijo hace una regresión?

-Debemos aceptar que las regresiones pueden producirse, del mismo modo que aceptamos su rápida evolución y progreso ya que forman parte de su aprendizaje y adaptación a los cambios que se van produciendo en su vida.

-Es importante que no te enojes con él, las regresiones son pasajeras, fases en la que el niño busca un equilibrio perdido y las críticas o las reprimendas no ayudarán en absoluto.

-Evita frases en las que se marque su involución, se comprensivos y pacientes es lo mejor que podemos hacer para ayudar a nuestro pequeño.

-Piensa cuál es la causa por la que el niño puede estar haciendo esta regresión.

Ten en cuenta que también la sobreprotección puede estar causando conductas regresivas en nuestros hijos, por lo que es importante también tener en cuenta el modo en el que nos relacionamos con ellos.

 

¿Cuándo preocuparnos?

Si las regresiones se prolongan en el tiempo y duran varios meses y se acompañan de otros cambios de conducta, como irritabilidad, agresividad o tristeza debemos estar alerta porqué podría tratarse de un trastorno más importante en la vida de nuestro hijo.  

También debemos descartar causas médicas, cuando por ejemplo se producen episodios de incontinencia o problemas de sueño o de la conducta alimentaria. Recuerda siempre consultar al pediatra para que descarte las causas orgánicas

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad