Publicidad
Publicidad

¿Qué son las gastroenteritis y cómo se tratan? Los niños son muy susceptibles al contagio ya que se llevan todas las cosas a la boca o comparten sus juguetes y chupetes con otros, por esto el riesgo de contagio es mayor. Por esto es el momento de tomar mayores normas de higiene y cuidados, para prevenirla y tratarla a tiempo.

Diarr
Articulos relacionados

Los niños son muy susceptibles al contagio ya que se llevan todas las cosas a la boca o comparten sus juguetes y chupetes con otros,  por esto el riesgo de contagio es mayor.  Por esto es el momento de tomar mayores normas de higiene y cuidados, para prevenirla y tratarla a tiempo.

Los síntomas

Los síntomas más frecuentes son diarrea, vómitos, fiebre, decaimiento y dolor abdominal.

Cuando un niño tiene diarrea y/o vómitos, el primer paso es controlar principalmente su estado de hidratación. Para saber si es óptimo, hay que prestar atención a cuatro señales: ver si está de buen ánimo, que tenga la lengua húmeda, que posea lágrimas cuando llora y que orine normalmente. Si alguna de estas cosas no sucede, se debe inmediatamente hacer la consulta con el pediatra o concurrir a una guardia, para evitar una posible deshidratación.

También hay que controlar que en la materia fecal no aparezcan "hilitos" de sangre, ya que esto habla de la posibilidad de que la bacteria que la está causando posteriormente pueda generar  un Síndrome Urémico Hemolítico.

En la mayoría de los casos, las gastroenteritis son autolimitadas, es decir, que no requieren tratamiento farmacológico ya que se curan solas.  El cuadro puede durar entre cinco y siete días. Algunos factores pueden agravar el cuadro y tornarlo potencialmente fatal, especialmente en niños desnutridos, o en aquellos que tienen alguna enfermedad que afecte gravemente sus defensas, o los que viven en condiciones precarias.

 

Prevención

Para prevenir este tipo de enfermedades es importante contar con agua potable. Caso contrario, se pueden agregar dos gotas de lavandina por cada litro de agua que se consuma (o hervirla durante 10 minutos).

También es imprescindible cumplir con las normas básicas de aseo y la mejor forma de hacerlo es a través del ejemplo: el lavado de manos luego de ir al baño y antes de ingerir alimentos reduce notablemente la incidencia de diarreas y otras enfermedades infectocontagiosas.

Otras medidas para prevenir el contagio incluyen, no bañar a los niños en aguas contaminadas y siempre asegurarse de la adecuada cloración de las piscinas. Con respecto a los alimentos, la lactancia materna es la mejor protección contra las diarreas y continúa siendo el alimento más seguro para todos los bebés.

Las frutas y las verduras deben lavarse muy bien y los alimentos que requieren cocción no se deben ingerir crudos, especialmente los huevos y la carne. Además, hay que asegurar al máximo el mantenimiento de la cadena de frío, sobre todo de los lácteos y sólo consumir los que vienen pasteurizados.

 

Tratamiento

  • No automedicar al niño. Están contraindicados los remedios para calmar el dolor de estómago o para cortar la diarrea, así como los antibióticos sin indicación médica, ya que pueden llegar a agravar el cuadro.
  • Los niños que toman el pecho deben seguir haciéndolo y, en lo posible, con mayor frecuencia.
  • Se debe ingerir agua en mayor cantidad, o sales de rehidratación oral según la indicación del profesional.
  • Las bebidas que usan los deportistas no sirven para rehidratación en casos de diarrea y pueden aumentar la frecuencia y el volumen de las deposiciones. Las gaseosas no son medicamentos y no están indicadas en la diarrea.
  • No es recomendable administrar jugos.
  • Las infusiones como el té o el mate son diuréticas y pueden acelerar la deshidratación.
  • Nuestro hijo debe seguir comiendo como lo hace habitualmente, no se requieren dietas especiales, ni cambiar el tipo de leche que consume.
  • Recordar que cuanto mejor sea su nutrición, más rápido se repondrá del cuadro diarreico.

 

 

 

 

 

 

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad