Publicidad
Publicidad

¿Qué son las fontanelas y cuál es su función? La cabeza de los recién nacidos tiene la particularidad de estar formada por huesos independientes unidos por una membrana. Esto le permite facilitar el pasaje por el canal de parto y crecer durante todo su primer año de vida.

656658_620x413
Articulos relacionados

El cráneo del bebé está formado por varios huesos independientes   Esto tiene dos funciones principales:  por un lado permite que la cabeza del bebé se deforme ligeramente para pasar por el estrecho canal del parto sin provocarle lesiones a él o a la madre y por otro lado permite que el cerebro del bebé pueda crecer tan rápidamente como lo hace durante el primer año de vida.   

La importancia de las fontanelas: 

No te asustes si al palpar su cabecita notas dos puntos especialmente blandos, debes saber que no son más que la separación existente entre los huesos que conforman el cráneo del bebé, llamados fontanelas.

Si bien las fontanelas del bebé son 6 solo podemos palpar solo dos claramente:

* La fontanela de mayor tamaño está en el vértice de este entre los parietales y el frontal de su cabeza.  Tiene forma de rombo, mide 2,5 centímetros.

* La segunda fontanela, con forma de triángulo, se encuentra en la parte posterior, está justo por encima de la nuca.

 

¿Qué indican las fontanelas?

A veces, la apariencia de las fontanelas puede alertar sobre algún problema de salud. 

- Si están abultadas, indican el aumento de presión intracraneal y el especialista recomendará las medidas oportunas para poder liberar esta presión. Si la fontanela anterior se tensa a menudo cuando el bebé grita y la tensión persiste cuando está tranquilo y, sobre todo, si la fontanela se abomba, hay que consultar enseguida con el médico. 

- Si están hundidas, con respecto a la curvatura general del cráneo y el bebé tiene algún trastorno coincidente, como diarreas o problemas digestivos, se puede sospechar que padece una deshidratación. En este caso, hay que consultar al médico.

 

 Cierre de las fontanelas

A los 12 meses el 80% de los niños ya ha cerrado su fontanera anterior mientras que en el 20% pueden persistir abiertas.  El hecho de que la fontanela anterior siga abierta garantiza el crecimiento natural de su cerebro, evitando que haya limitaciones por falta de espacio.   Por este motivo, es mucho más preocupante que las fontanelas se cierren demasiado pronto a que tarden en hacerlo. No obstante, si la fontanela anterior del bebé todavía no se ha cerrado a los 2 años, puede ser síntoma de falta de vitamina D.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad