Publicidad
Publicidad

¿Qué nos pasa a las mamás durante el postparto? El puerperio es, por definición, el período que inmediatamente sigue al parto y que se extiende aproximadamente cuarenta días, para que el cuerpo materno—incluyendo las hormonas y el aparato reproductor femenino—vuelvan a las condiciones pre-gestacionales, aminorando las características adquiridas durante el embarazo.

Puerperio
Articulos relacionados
Últimos comentarios

El  puerperio es, por definición, el período que inmediatamente sigue al parto y que se extiende aproximadamente cuarenta días, para que el cuerpo materno—incluyendo las hormonas y el aparato reproductor femenino—vuelvan a las condiciones pre-gestacionales, aminorando las características adquiridas durante el embarazo.

En esta etapa, la mujer atraviesa muchísimos cambios que incluyen aspectos corporales (los órganos que han intervenido en el embarazo y parto vuelven a su estado anterior), hormonales (se produce la disminución brusca de las hormonas placentarias) y psicológicos (por la adaptación que demanda la integración del recién nacido a la vida familiar). A todos estos cambios, se suman las molestias físicas que habitualmente aparecen luego del parto natural o por cesárea.

El nacimiento de un hijo es, sin duda, uno de los momentos más significativos en la vida de una mujer pero conlleva, a su vez, grandes desafíos. Es el período de postparto, un momento determinante lleno de emociones, temores y demandas para la mamá y el papá que incluirán a ese bebé en el seno familiar.

Los cambios en el humor son muy frecuentes durante el puerperio. Después del nacimiento y debido a la disminución brusca de las hormonas del embarazo, pueden aparecer momentos de tristeza leve, donde la mujer puede sentirse además ansiosa, hipersensible, intolerante e irritable.

Aparece habitualmente el cansancio extremo, ya que al esfuerzo realizado durante el parto, se suma la imposibilidad de descansar bien, dado que el bebé recién nacido suele despertarse cada 2 ó 3 horas para comer, o por tener distintas molestias que le ocasiona su adaptación a la vida fuera del útero materno.

Con el transcurso de los días, tanto la mama como el bebé van acomodándose a esta nueva vida juntos, ambos descansan más, los cambios corporales y hormonales van disminuyendo y la tristeza postparto desaparece.

Sin embargo, si esta emoción de tristeza se hace persistente o aparecen síntomas como ataques de pánico, irritabilidad extrema, ideas de culpa o rechazo hacia el bebé, la mamá puede estar padeciendo un estado clínico de depresión que puede durar hasta un año y se denomina depresión postparto.

Es importante tener en cuenta algunos factores de predisposición como: la personalidad previa de la mamá, haber atravesado situaciones estresantes recientes o durante el embarazo, o haber padecido depresión postparto en embarazos anteriores.

En estos casos, realizar una consulta con un terapeuta especializado es indispensable, ya que la depresión postparto no tratada a tiempo conlleva ciertos riesgos, puede generar en la mamá  incapacidad para cuidar a su bebé,  lo cual interfiere en la calidad de vida de ambos y genera  dificultades en el establecimiento de los vínculos iniciales.

Lic. Florencia Puccio

ProMamás

Banner-promamas

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad
Hay 2 comentarios
Comentarios

Miembro  

A mi me duro bastante tiempo, y por el bien de todos empecé terapia, me sentía muy triste y no sabia porque, tenia conmigo lo que mas amaba en el mundo, pero me sentía al mismo tiempo triste y me daba mucha bronca porque antes de tenerlo a mi bebé Luca, había perdido a mi primer hijo en la semana 32 de embarazo, y ahora que lo tenia a Luca no entendía porque en vez de disfrutarlo estaba así. Por suerte con la ayuda de terapia y de mi pareja eso quedó atrás, pero es necesario que también la gente que te rodea te tenga paciencia así no te sentís peor de lo que ya te sentís...

Responder
Miembro  

cuando nacio mi primer bebe las primeras semanas me sentia muy triste y tenia muchos sentimientos que no habia experimentado antes, entre ellas el miedo de que le fuera apassar algo o se me fuera a enfermar. pasado los dias y con el apoyo de mi pareja se fueron disepando esos sentiemientos ahora mi bb ya tinene un año y pico y estoy muy contenta por como crece sano y feliz

Responder
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad