Publicidad
Publicidad

¿Qué hacer con un niño que se chupa el dedo? El acto de chupar el dedo u otros objetos, se puede observar en niños con desarrollo normal. Durante el primer año de vida es una actividad natural que resulta del reflejo de succión y genera sensaciones agradables y calmantes. Pero si se extiende más de cuatro o cinco años, es importante prestarle atención, porque puede generar consecuencias.

302591-001-1
Articulos relacionados
Últimos comentarios

El acto de chupar el dedo u otros objetos, se puede observar en niños con desarrollo normal.

Durante el primer año de vida es una actividad natural que resulta del reflejo de succión y genera sensaciones agradables y calmantes.

Pero si se extiende más de cuatro o cinco años, es importante prestarle atención, porque puede generar consecuencias. Además, es frecuente la  aparición de estas conductas en niños con problemas orgánicos, emocionales o trastornos del desarrollo.  

A estas conductas repetitivas, que persisten hasta edades mayores a los cinco años, se las define como acciones rítmicas sin un propósito específico.

La más frecuente es la succión del dedo, principalmente el pulgar, pero hay niños que chupan otros objetos. Por ejemplo, sábanas, juguetes, mangas o cuellos de la ropa que llevan puesta, pelo, entre otros.

Aunque en la mayoría de los niños la conducta de chupar no tiene ninguna consecuencia, en ciertos casos y, dependiendo de la frecuencia o intensidad, pueden aparecer algunos trastornos asociados.


¿Cuáles son las consecuencias?

En los dientes: son las más frecuentes, dando como resultado una mala formación de los dientes primarios, afectando la mordida. Además, puede producir un crecimiento alterado de los huesos faciales. Se empujará la mandíbula hacia atrás por la presión que ejerce la mano y el brazo.

En la mordida: una colocación incorrecta de los dientes y de la lengua a menudo puede llevar a defectos del habla, por ejemplo, incapacidad de pronunciar ciertos sonidos.

En los dedos: deformidad, formación de callos e infecciones alrededor de las uñas.

Intoxicaciones y enfermedades: estos niños se encuentran en mayor riesgo de ingerir accidentalmente sustancias tóxicas y de contraer enfermedades contagiosas, como resultado de llevarse algún objeto o el pulgar sucio en la boca.

Psicológicas: estos niños pueden ser víctimas de críticas, burlas o castigos por parte de sus pares y/o de sus padres.

¿Cómo ayudarlos?

  •  Hablar con el niño, explicándole las consecuencias de chupar el dedo u objetos.
  • Lograr que el participe activamente y se motive para dejar el hábito.
  • Ofrecerle la ayuda de los padres incondicionalmente, no presionarlos.
  • Nunca ridiculizarlo, retarlo, ni compararlo con los demás.
  • Premiarlo por sus logros. Al comienzo, por ejemplo si por un breve período no se lleva el dedo a la boca, pueden anotar cuánto tiempo pasa sin chupar, con un sistema que al niño le guste. Puede ser con su personaje favorito, con fotos, o dibujos.
  •  Programar juegos, como por ejemplo que no se chupe el dedo u objetos, mientras  mira una película o durante la cena.
  • Si la conducta se da cuando el niño está aburrido, ofrecerle opciones incompatibles. Un almohadón, plastilina, una toallita o una pelota blanda para que agarre y no se lleve el dedo a la boca.
  • Si se chupa el dedo dormido, estamos ante un acto involuntario y es difícil de eliminar. Una opción eficaz puede ser, con su consentimiento y con alguna historia de por medio, colocarle algo en el dedo que impida la succión. Puede ser un una cinta adhesiva o un guante grueso.

Recordar que los niños también sufren estrés y ansiedad, y el origen de esta conducta  puede deberse a múltiples causas. Los grandes cambios pueden derivar en el desarrollo o el incremento de chupar el dedo u objetos.

Cuanto más tiempo pasa el niño con esta conducta, será más difícil de abandonar. Si quieres ayudar al niño a superarlos, comienza cuanto antes.

M. Verónica Tamburelli

ProMamás

Banner-promamas

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Más información sobre:

Publicidad
Hay 4 comentarios
Comentarios

Miembro  

Les platico que yo me chupé el pulgar derecho hasta los 10 años. Mi madre nunca me ridiculizó, siempre me ayudó y me comprendió, pero hasta la fecha no sé por qué lo hice, sólo recuerdo la gratísima sensación de seguridad y, según yo, "sabe delicioso". Algo que les puedo recomendar, no les regañen, no se enojen con el pequeño, no lo castiguen no dejen que otras personas los lastimen o hieran, porque de nada ayuda y sí los pueden perjudicar en su autoestima. Yo recuerdo que mis tías prometían ponerle chile y picarme con una aguja y las odiaba. Pero mi madre siempre fue muy comprensiva y siempre me explicó todo, pero yo de terca seguía chupándolo. Dejé de hacerlo hasta que me dolieron los dientes y en verdad me preocupé mucho. Creo que es un problema complicado y no tiene una fácil solución. Así que, convenzan con amor, eviten a toda costa los malos tratos, castigos o regaños y sí creo que sería útil negociar con el pequeño en qué lugares o a qué hora puede hacerlo. Si cumple, premiarlo y así ir bajando el tiempo que lo hace. Si duerme con guantes gruesos que no pueda chupar o si ustedes le retiran los dedos al dormir, mejor. Bueno eso desde mi experiencia. Espero que mi bebé que viene no vaya a heredar esa manía mía. Saludos, paciencia y suerte a todas.

Responder
Publicado el 12/11/13 chanchanaty
Miembro  

2

Esto de chuparse el dedo es una "maña" heredable como dijo el pediatra, mi marido lo hizo hasta los 15 años!!! Y mi pequeña de 3 años y medio lo hace se chupa los dedos anular y mayor de la mano derecha y ya los tiene deformes, en la mañana el olor en sus manos es tan desagradable sin contar con que sus dientes se han ido enchuecando.... He intentado explicarle el daño que le hace, pero parece un acto involuntario, en cuanto le da sueño o se aburre se lleva la mano a la boca, es un problema difícil de solucionar. Espero llegar a buen puerto con eso, saludos Mamis :)

Responder
Miembro   Consigna Pampers   Amiga   Consejera  

1

Mi sobrina de 3 años aun se chupa el dedo ya lo tiene como de ancianita y ademas se le estan haciendo amarillas las uñas, se ve muy feo porque se mete dos dedos .-. ya le han puesto chile, y demas cosas y le encanta si se los tratas de quiyar llora y se tira golpeandose la cabeza

Responder
Publicado el 04/01/13 florencia_kpa79
Miembro  

yo tengo un nene de 5 años que se chupa el dedo desde el dia que nacio y desde los 2 años lo hace en conjunto de tocarse sus genitales e intercala los dedos osea el que esta en su calzoncillo lo mete en la boca y el de la boca en el calzoncillo y esto lo hace mientras esta distraido o dormido ya probe disferentes metodos pero hasta ahora no hay forma de resolver este problema

Responder
Publicidad

Centros de información

Publicidad

Ultimas publicaciones

Publicidad
Publicidad