Publicidad
Publicidad

Hipertensión inducida por el embarazo

14-2012325-72415_1
Publicado en la comunidad Embarazo Semana a Semana

Cuando la hipertensión se diagnostica antes de la semana 20 de gestación, se dice que la paciente tiene una hipertensión crónica.

La hipertensión inducida por el embarazo se diagnosticacuando una paciente, sin antecedentes previos de hipertensión, presenta dos o mas registros de tensión arterial superiores a 140/90 mm de Hg.Si a este cuadro clínico se suma la presencia proteínas en la orina, se considera que la paciente tiene preeclampsia.

Cuanto más severa sea la hipertensión, y cuanto antes se presente en el embarazo, más riesgo habrá de tener complicaciones. La hipertensión inducida por el embarazo, generalmente se presenta llegando a la semana 37 de gestación.

Una de cada cuatro mujeres con hipertensión gestacional desarrollan preeclampsia durante el embarazo o parto, o poco después de dar a luz.

El riesgo de preeclampsia asciende al 50% cuando la hipertensión gestacional se desarrolla antes de la semana 30 de embarazo.

La hipertensión inducida por el embarazo también se relaciona con mayor riesgo de sufrir:

  • Retardo del crecimiento intrauterino: el bebé crece menos de lo esperado
  • Parto pre-término: el bebé nazca antes de lo esperado  
  • Desprendimiento de placenta: la placenta se desprende mientras en bebé sigue dentro del útero causando la muerte fetal
  • Muerte fetal intraútero.

Debido a estos riesgos, tu médico vigilará tu tensión arterial y que el flujo de sangre que el bebé está recibiendo sea el adecuado y por lo tanto está creciendo bien.

Este control sobre tu bebé se hará mediante ecografía.  Deberá controlarse que tu bebé siga creciendo en los percentilos que lo venía haciendo y que el líquido amniótico esté adecuado.  Seguramente este estudio se completará con una ecografía doppler donde se verificará que el flujo que llega al bebé es suficiente y en el caso en el que no lo fuera, el doppler,  permitirá verificar hasta cuando se puede seguir manteniendo a tu bebé adentro de la panza sin correr peligro.

Tu obstetra te solicitará una serie de pruebas de sangre y te pedirá que recojas orina durante 24 horas para comprobar que no hay proteínas en orina (proteinuria). Estas pruebas de laboratorio ayudarán a hacer diagnóstico de preeclampsia. 

Tendrás que ver a tu médico con frecuencia, quien vigilará tu presión sanguínea, y comprobará si tienes proteinuria.  Además, se vigilará al bebé con ecografías cada dos o tres semanas y monitoreos fetales.

Es importante que diariamente hagas un conteo de los movimientos del bebé, pues es una buena forma de saber cómo está entre los controles.  Es importante que consultes a tu médico si verificas que tu bebé se está moviendo menos de lo normal.

Debes tener en cuenta las pautas de alarma, ante las cuales deberás consultar a tu médico, ya que su presencia indica que algo no anda bien:

  • Edemas o hinchazón de piernas, manos y/o cara
  • Aumento súbito de peso
  • Dolores de cabeza severos persistentes
  • Cambios en la visión o aparición de estrellitas
  • Dolor abdominal superior o molestias
  • Náuseas o vómitos
  • Pérdidas leves o sangrado vaginal
  • Contracción dolorosa que no cede
  • Disminución o ausencia de movimientos del bebé.

La hipertensión gestacional se trata con medicación antihipertensiva y con reposo.  Depende de la severidad de tu cuadro podría ser que necesites ser hospitalizada hasta que nazca el bebé o durante un tiempo hasta que tu tensión arterial se estabilice.

Si los síntomas empeoran, o si el bebé no está creciendo lo suficiente, es posible que te induzcan el parto o te hagan una cesárea (dependiendo de la situación) a pesar de que el bebé sea prematuro. Si todavía no tienes 34 semanas, probablemente te den corticoides para acelerar la maduración pulmonar de tu bebé.

Generalmente, luego del parto la presión arterial se normaliza gradualmente.Sin embargo, en algunas mujeres permanece elevada. Si tu presión permanece elevada tres meses después de dar a luz, se te diagnosticará hipertensión crónica. Eso significa que probablemente ya tenías hipertensión crónica antes del embarazo, pero no lo sabías.  

La hipertensión gestacional es un cuadro serio, que requiere control y seguimiento estricto por parte del obstetra. 


El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

¿Qué opinas?

Publicidad
Loguéate para opinar sobre este tema

Miembro   Consejera  

4

es un tema muy preocupante tengo 13 semanas y me sentia con dolor de cabeza en las tardes, mi medico me mando a revisar la presion diario y afortunadamente esta normal,pero si es necesario monitorearla continuamente para evitar complicaciones!!!!!!!

Publicidad
Publicidad
Publicidad