Publicidad
Publicidad

¿Qué es la enfermedad manos, pies y boca? Es una enfermedad viral contagiosa que afecta principalmente a niños pequeños.

Fig1
Articulos relacionados

La enfermedad de manos, pies y boca (HFMD, por sus siglas en inglés) es una enfermedad contagiosa causada por diferentes virus. Más frecuente en bebés y niños menores de 5 años, pero también puede aparecer en adultos y niños mayores.   Aparece más frecuentemente en primavera y el otoño.

 

¿Cuáles son los síntomas?

-Fiebre, 

-Llagas dolorosas en la boca 

-Sarpullido en las manos y los pies con manchas rojas planas también puede ocurrir en las rodillas, los codos y las nalgas. El sarpullido puede producir ampollas, pero comúnmente no causa picazón.

-Disminución del apetito

-Dolor de garganta

-Malestar general

 

Datos importantes

-Es contagiosa.

-Afecta principalmente a bebés y niños menores de 5 años, pero pueden contraerla personas de cualquier edad.

-No existe un tratamiento específico.

-El riesgo de infección se puede disminuir por medio de buenos hábitos de higiene, como el lavado frecuente de las manos.

 

¿Es grave?

Por lo general, la enfermedad de manos, pies y boca no es grave. La enfermedad es habitualmente leve y casi todos los afectados se recuperan en 7 a 10 días sin tratamiento médico. Las complicaciones son poco comunes. Raras veces, una persona infectada puede presentar meningitis viral (caracterizada por fiebre, dolor de cabeza, rigidez del cuello o dolor de espalda) y podría requerir algunos días de internación.   Otras complicaciones muy poco frecuentes incluyen parálisis, similar a la que produce la poliomielitis, o encefalitis (inflamación del cerebro), que podría ser mortal.

 

¿Cómo se contagia?

Los virus que causan la enfermedad de manos, pies y boca se pueden encontrar en una persona infectada en:

-las secreciones de la nariz y garganta (como la saliva, el esputo o moco nasal);

-el líquido de las ampollas, y

-materia fecal

Los virus se pueden transmitir de una persona infectada a otras a través de:

* el contacto directo como el besarse, abrazarse o compartir tazas o cubiertos;

*la tos y los estornudos;

*el contacto con las heces, por ejemplo al cambiar pañales;

*el contacto con el líquido de las ampollas, y

*al tocar objetos o superficies que tengan el virus.

 

La enfermedad es contagiosa durante y después la aparición de los síntomas.  Incluso también contagian las personas asintomáticas.

Cuando las personas contraen esta enfermedad, por lo general se vuelven inmunes al virus específico que causó su infección. Sin embargo, debido a que es provocada por varios virus distintos, pueden volver a contraerla.

 

¿Se puede tratar?

No existe un tratamiento específico para la enfermedad de manos, pies y boca. Pero debes consultar con el pediatra para que te indique tratamiento sintomático para la fiebre y el malestar general que produce.  

Es importante beber suficientes líquidos para prevenir la deshidratación (pérdida de líquidos corporales).

 

¿Se puede prevenir?

No existe una vacuna para proteger contra la enfermedad de manos, pies y boca. No obstante, usted puede disminuir el riesgo de infectarse tomando medidas preventivas como el lavado de manos y la desinfección frecuente de superficies (juguetes, picaportes, etc)

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Más información sobre:

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad