Publicidad
Publicidad

¿Qué es el sindrome de hiperestimulación ovárica y por qué se produce? El síndrome de hiperestimulación ovárica se compone por un conjunto de signos y síntomas que se presentan como resultado del uso de los medicamentos indicados para estimular la ovulación.

Diabetes-1024x684
Articulos relacionados

La hiperestimulación ovárica (SHO) se clasifica en leve y severa. La primera ocurre en el 10-20% de los casos, presentando sólo aumento del tamaño de los ovarios y dolor pelviano leve,  este cuadro requiere tratamiento medico ambulatorio. En los cuadros severos,  que se producen en el 1-2% de las pacientes, los ovarios pueden agrandarse aún más, lo que se asocia con dolor pelviano, retención de líquidos, deshidratación, trastornos del medio interno (de los electrolitos) y torsión del o los ovarios.  En estos casos se requiere la hospitalización para para el tratamiento médico.

 

¿Cómo se previene?

Tu médico te indicará dosajes periódicos de hormona y seguimiento con ecografía para evaluar la cantidad y el tamaño de los folículos que se desarrollan.  Si una vez iniciada la estimulación ovárica se nota un crecimiento folicular rápido e incremento exagerado de los niveles de estradiol, se deben iniciar una o varias de las siguientes medidas de prevención del SHO.

-Disminuir la dosis de medicamento o inclusive suspenderlo hasta que las hormonas se estabilizan. Luego de 2 ó 3 días de mantenerse estable, se indica la HCG, para realizar la aspiración folicular 36 horas después.

-Realizar la aspiración folicular sin indicar la HCG.

-Puede indicarse progesterona en lugar de HCG. 

-Si se ha indicado la HCG, se pueden congelar todos los embriones y realizar la transferencia en otro ciclo para evitar el embarazo en este ciclo, ya que el embarazo empeora el cuadro.

-Administración 40 mg de albúmina durante la aspiración folicular o inmediatamente después.

Con algunos de estos procedimientos se ha señalado una disminución de la tasa de implantación y embarazo; sin embargo, en caso de lograr el embarazo, los niveles aumentados de HCG pueden favorecer el desarrollo del síndrome de hiperestimulación ovárica

 

Tratamiento

Cuadros leves

Si el hematocrito es menor de 45% y los signos y síntomas solamente son ascitis (líquido en abdomen), náuseas y disnea leve (dificultad respiratoria leve), el tratamiento debe ser, principalmente, el reposo en cama con aumento en la ingesta de líquidos para mantener una adecuada producción de orina.

Es importante mantenerte hidratada, ingerir por lo menos dos litros de líquido.  También deberás pesarte diariamente e informarle al médico si aumentas entre 3 y 5 kg/día.

Evita el ejercicio y las relaciones sexuales; consume una dieta baja en potasio y alta en proteínas.

 

Cuadros severos

Si el hematocrito es mayor de 45% o los síntomas incluyen ascitis severa, taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria), malestar general, vómitos o diarrea, el tratamiento requiere de hospitalización con monitoreo estricto de electrolitos séricos y valoración de la función renal y hepática.

Se deberán administrar líquidos endovenosos y mantener un estricto monitoreo. En algunas pacientes con SHO severo es preferible su cuidado en una unidad de terapia intensiva.

 

En los casos donde la paciente no se embaraza, generalmente este cuadro se resuelve en 10 días, pero si ocurre embarazo entonces su duración puede extenderse entre 4 a 6 semanas.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Más información sobre:

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad