Publicidad
Publicidad

¿Por qué los recién nacidos necesitan una dosis de Vitamina K apenas nacen? La Academia Americana de Pediatría recomienda aplicar una dosis de vitamina K en todos los recién nacidos. ¿Sabes por qué?

Infant-injection
Articulos relacionados

La vitamina K cumple un importante papel en la coagulación de la sangre. Un número muy pequeño de recién nacidos (aproximadamente 1 de cada 10.000) sufre de hemorragia por deficiencia de vitamina K. Esta condición antes se conocía como enfermedad hemorrágica neonatal. Los recién nacidos con déficit de vitamina K pueden sangrar con facilidad por la nariz o la boca, o pueden padecer de hemorragias internas muy graves. 

Para prevenir este cuadro, en muchos países se administra una inyección intramuscular con una dosis de 0,5 a 1 miligramos de vitamina K a todos los recién nacidos. 

Algunos bebés presentan más riesgos de padecer una deficiencia de vitamina K, entre ellos se encuentran:

• nacidos antes de la semana 37 del embarazo

• nacidos con  fórceps, o por cesárea

• que han sufrido trabajos de parto prolongados

• que tienen dificultad respiratoria al nacimiento

• que tienen alteraciones hepáticas

• cuyas madres han tomado antiepilépticos, anticoagulantes o medicamentos contra la tuberculosis.

 

Aproximadamente un tercio de los bebés que sufren de hemorragia por deficiencia de vitamina K no pertenecen a ninguna de las categorías de riesgo. 

Esta patología puede manifestarse con una pequeña pérdida de sangre por la nariz o boca, pero  también la  primera manifestación podría ser una hemorragia grave en el cerebro u órganos internos del bebé, lo cual podría ser fatal. Por ello la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda aplicar la inyección preventiva a todos los recién nacidos. 

Es recomendable colocar al bebé al pecho tan pronto como sea posible después de su nacimiento. El calostro  contiene altos niveles de vitamina K.  También es importante que permitas que el bebé vacíe por completo un pecho antes de ponértelo en el otro, ya que la leche que sale al final es la más rica en grasas y también contiene niveles más altos de vitamina K.   Generalmente todas las leches de fórmula vienen fortificadas con Vitamina K.

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad