Publicidad
Publicidad

¿Por qué los algunos niños pegan o muerden? Es habitual recibir consultas de mamás o papás muy angustiados porque han sido citados por el personal del jardín de infantes al que concurren sus hijos, debido a que éstos manifiestan conductas repetitivas de pegar o morder en la clase.

111343570
Articulos relacionados
Últimos comentarios

Es habitual recibir consultas de mamás o papás muy angustiados porque han sido citados por el personal del jardín de infantes al que concurren sus hijos, debido a que éstos manifiestan conductas repetitivas de pegar o morder en la clase.

Si bien es importante prestar atención cuando un niño pega, muerde, tira del pelo o agrede a otro, también es importante tener en cuenta algunas características de este comportamiento, para discriminar entre conducta “esperable” y conducta “patológica”.

Entre los 18 meses y los 3 años, las conductas de agresión a otros niños son bastante habituales. Pegar, morder o tirar del pelo, es para muchos niños de esta edad, una manera de expresar emociones.

Debido a que el lenguaje verbal no está consolidado aún en los niños pequeños, ellos utilizan el lenguaje corporal para manifestar sus necesidades y sentimientos.

Emociones como frustración, enojo, bronca o celos hacia otro, serán probablemente expresadas mediante la agresión, ya que todavía no pueden usar las palabras.

Con niños de 4 o 5 años es menos probable que esto ocurra, ya que pueden decir lo que necesitan, expresar su enojo o lo que sienten.

Si la conducta de pegar persiste hasta esta edad, es importante estar atentos a su frecuencia y determinar si el niño que agrede está atravesando alguna problemática familiar o escolar que no está pudiendo manejar y, en ese caso, realizar una consulta profesional.

 

¿Qué debemos hacer los papás?

 

Cuando un niño pequeño presenta conducta agresiva hacia otros es importante:

 

  • Señalar verbalmente con firmeza lo incorrecto de la conducta.  Mirar al niño a los ojos con seriedad, tono firme y decir  “No se pega, muerde al amigo o compañero”.  Si es necesario controlar físicamente al niño agarrar su mano y separarlo del niño agredido.

 

  • Si el niño persiste en su intención, aplicar la técnica del tiempo fuera. Llevarlo a un lugar sin estímulos para que pueda pensar lo que hizo. (sostenerlo allí durante un tiempo no mayor a un minuto por año de edad).

 

  • No pegarle al niño en la mano o en el cuerpo como castigo por lo que hizo, sino estaremos siendo incongruentes con lo que queremos enseñar.

 

  • Cuando el niño se calmó hablar tranquilos sobre la importancia del buen trato entre pares. Reforzar la importancia de decir y usar las palabras en lugar de la agresión.

 

  • Nunca decirle al niño que él es “malo”, “feo”, “tonto”. Los grandes enseñamos repudiando la conducta de agresión, no al niño.

 

  • Si a pesar de todo, y a medida que el niño puede expresarse verbalmente la conducta agresiva persiste, consultar a un profesional especializado nos brindará tranquilidad y mayores herramientas para entender al niño y enfrentar la conducta problema.

  

Lic. Florencia Puccio

ProMamás    

Banner-promamas

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 1 comentario
Comentarios

Publicado el 17/07/13 crazy_666_re
Miembro  

mi bebe hace eso y tan solo tiene 1 año la verdad cada qe hablo con ella y le digo qe no haga eso ella se da de manotazos sobre su cabeza no se qe hacer

Responder
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad