Publicidad
Publicidad

¿Por qué es tan importante jugar con nuestros hijos? Muchas veces resulta difícil para los padres, poder destinar un momento del día a jugar con sus hijos. Vuelven a casa de sus trabajos y están agotados o estresados, tienen que atender las obligaciones de la casa o se encuentran abrumados por sus problemas.

Family-playing-420
Articulos relacionados
Últimos comentarios

Muchas veces resulta difícil para los padres, poder destinar un momento del día a jugar con sus hijos. Vuelven a casa de sus trabajos y están agotados o estresados, tienen que atender las obligaciones de la casa o se encuentran abrumados por sus problemas.

El tiempo de jugar con sus hijos casi nunca llega y, cuando lo hacen, están pensando en otra cosa o lo realizan con desgano.

Es importante que, como papás, comprendamos la importancia que el juego tiene para nuestros hijos. Y, a su vez, cuan necesario y enriquecedor es el juego entre padres e hijos.

Un informe publicado por la Academia Americana de Pediatría (AAP) destaca que el juego permite a los niños expresar su creatividad y desarrollar su imaginación, su destreza manual y sus aptitudes físicas, cognitivas y emocionales, por lo que es importante para el desarrollo saludable del cerebro. 

Asimismo, el juego entre varias personas, permite al niño comenzar a socializar, salir de “sí mismo” para entender que hay otros con quienes debe compartir y a quienes debe respetar.

El juego es esencial sobre todo en las primeras etapas del desarrollo (hasta los 3 años aproximadamente), ya que cuando los pequeños juegan ejercitan sus sentidos, agilizan el movimiento de pies y manos, y fortalecen su capacidad mental.

Ahora bien: ¿Por qué es importante compartir el juego con nuestros hijos?

  • Porque se generan y potencian los vínculos de amor entre padres e hijos.
  • Porque los niños sienten que se les presta atención y dedicación.
  • Porque modela relaciones saludables con los “otros”: el niño aprende a compartir, a negociar, a hacer valer sus derechos y a resolver conflictos.
  • Porque es una oportunidad para ambos de interactuar demostrándose mutuamente cariño y afecto.
  • Porque es, asimismo, una oportunidad de educar. Mediante el juego podemos enseñar rutinas, transmitir conocimientos o inculcar valores.

En síntesis, jugar con nuestros hijos es un momento tan especial como enriquecedor e importante para ambos.

Hacernos un ratito de tiempo por día para compartir esta actividad con ellos nos enriquecerá, sobre todo, si la hacemos con alegría, paciencia, dedicación y mucho amor.

 

Lic. Florencia Puccio

ProMamás

Banner-promamas

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 1 comentario
Comentarios

Miembro   Consejera  

1

Nosotros llegamos cansados a casa, pero de todos modos (en la medida de lo posible) nos tiramos los tres en la cama con sus juguetes (Peluches, ginmacio, etc.) y le jugamos. Se nota que él lo disfruta muchísimo! además aprovecha para demostrarnos lo que aprendió en el día (por ejemplo, rolar, agarrarse los pies, decir alguna palabrita, etc.) y nos sonríe esperando la aprobación. También está bueno, porque se cansa y se prepara para el baño y la cena! Por otra parte... por más cansados que estemos, no requiere tanto esfuerzo tirarse en la cama con ellos, no???

Responder
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad