Publicidad
Publicidad

Paso a paso ¿cómo es el mecanismo del trabajo de parto? El mecanismo mediante el cual se produce un parto es realmente milagroso, el bebé se acomoda mediante movimientos de rotación, flexión y extensión que facilitan el descenso a través del canal de parto.

Articulos relacionados

Para que se produzca un parto normal es preciso que el feto se acomode en el canal de parto ofreciendo sus menores diámetros y orientándose en los diámetros mayores  de la pelvis de la madre.   Debido a que los diámetros mayores de la pelvis materna varían a medida que se desciende en el canal de parto, el feto debe realizar una serie de movimientos de adaptación y acomodación llamados “movimientos cardinales”, que son los siguientes: 


1. Descenso.

Se produce en todos los pasos del mecanismo del parto y es la condición indispensable para que salga el feto. Depende, fundamentalmente, de la contracción uterina que ejerce presión directa sobre el bebé que esté en el fondo uterino, de la contracción de los músculos abdominales  y del diafragma (durante los pujos)  y, en menor grado, de la presión del líquido amniótico y de la extensión y estiramiento del feto.

2. Flexión.

Se produce una vez que la cabeza, en su descenso, encuentra algún obstáculo ( cuello uterino y piso de la pelvis). El mecanismo por el que ocurre se explica por las leyes de palanca, debido a la forma en que la cabeza se inserta en el tronco, que obliga a la flexión, de tal manera que el mentón del bebé se pone en contacto con su pecho.

3. Encajamiento.

Se considera que la cabeza del bebé está encajada, cuando el diámetro biparietal del feto está a nivel del estrecho superior de la pelvis de la madre. El encajamiento sucede en las últimas semanas del embarazo o puede no ocurrir hasta una vez iniciado el trabajo de parto. 

4. Rotación interna.

El feto desciende en posición oblicua o transversa hasta llegar al estrecho medio de la pelvis donde realiza una rotación.  Esta rotación ocurre porque el diámetro mayor de la pelvis de la madre, a ese nivel,  es el antero-posterior  La rotación interna es indispensable para completar el parto normal a menos que el feto sea pequeño.

5. Extensión.

Es el producto de dos fuerzas: la de las  contracciones, que empujan  hacia abajo y afuera, y la del piso pelviano que empuja  hacia arriba y afuera. Debido a la ubicación de la vulva hacia arriba y adelante, la extensión debe ocurrir antes de que la cabeza alcance el orificio vulvar.

6. Rotación externa.

Una vez que la cabeza está afuera, tiende a adoptar la misma posición que tenía antes de rotar. Se produce porque, en esos momentos, el diámetro entre los dos hombros, se encuentra siguiendo los mismos movimientos que hizo la cabeza y se coloca en el diámetro antero-posterior del estrecho medio. De esta manera, habrá un hombro anterior, que es el que está en contacto con el pubis, y otro posterior, en contacto con la concavidad del sacro. 

7. Expulsión.

La expulsión de la cabeza es seguida por la expulsión de los hombros, primero el anterior, que aparece por debajo del pubis y luego el posterior, que distiende el periné. A continuación ocurre la expulsión del resto del cuerpo.

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad