Publicidad
Publicidad

Nociones generales sobre bebés prematuros Los bebés prematuros son los que nacen antes de haber llegado a término, o sea antes de cumplir las 37 semanas de gestación. Desde ya, las semanas de gestación que el bebé haya alcanzado dentro del útero marcará el cuadro y el pronóstico del bebé.

Kangaroocare
Articulos relacionados
Últimos comentarios

No es lo mismo ser prematuro de 36 semanas con 2800gr que prematuro de 28 semanas o habiendo pesado 800gr.  Cuanto mas cerca del término nazca el bebé, mejor serán la evolución y el pronóstico del pequeño.  En esta ocasión nos referiremos a los bebés prematuros en general sin distinción por peso o edad gestacional.

En ocasiones, la causa del parto prematuro se desconoce, pero la mayor parte de las veces se produce por afecciones médicas de la madre o factores de su estilo de vida durante el embarazo, como padecer diabetes mellitus, hipertensión, problemas renales o cardíacos, una infección (sobre todo las que afectan a las membranas amnióticas y al aparato genital y urinario), no haberse alimentado bien o por un exceso de actividad durante el embarazo.

Asimismo, los partos prematuros pueden obedecer a anomalías estructurales, a los embarazos múltiples, al consumo de tabaco, alcohol o drogas ilegales durante el embarazo. Los partos prematuros son más frecuentes en las mujeres menores de 19 años o mayores de 40, y en las que ya han tenido un parto prematuro previamente.  No obstante, cualquier mujer puede tener un parto prematuro, y muchas madres de bebés prematuros no tenían ningún factor predisponente.

Los bebés prematuros tienen necesidades especiales, y deben recibir cuidados médicos diferentes a los bebés a término. Por tal motivo, en general deberán pasar los primeros días de su vida en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). La UCIN buscará satisfacer las necesidades básicas de calor, nutrición y protección para asegurarle al bebé un crecimiento y desarrollo adecuados.

Gracias a los avances en medicina neonatal, más del 90% de los bebés prematuros que pesan 800 gramos o más sobreviven. Los que pesan más de 500 gramos tienen más del 60% de probabilidades de sobrevivir, aunque con mayor probabilidad de complicaciones.

Calor: los bebés prematuros carecen de la grasa corporal necesaria para mantener la temperatura corporal. Por este motivo, se utilizan incubadoras para mantener su temperatura.

Nutrición y crecimiento: los bebés prematuros tienen necesidades nutricionales especiales porque crecen más deprisa que los bebés a término y sus sistemas digestivos son inmaduros.

La leche materna es una excelente fuente nutricional, pero los bebés prematuros son demasiado inmaduros para alimentarse directamente del pecho o de la mamadera hasta que tienen una edad gestacional de entre 32 y 34 semanas. La alimentación en los prematuros debe desarrollarse lentamente por el riesgo de desarrollar una infección intestinal denominada enterocolitis necrotizante. La madre se puede extraer leche para que se la administren al bebé mediante una sonda nasogástrica.

La leche materna tiene la ventaja de contener anticuerpos que ayudan a combatir infecciones.  La leche materna o artificial se enriquecen con suplementos vitamínicos y minerales como calcio y fósforo.

Complicaciones frecuentes en los bebés prematuros

Los bebés prematuros son más proclives a padecer complicaciones ya que sus órganos internos no están lo suficientemente maduros

Hiperbilirrubinemia: Afecta al 80% de los bebés prematuros. La hiperbilirrubinemia se produce como resultado  de la descomposición natural de la sangre. Las concentraciones elevadas de bilirrubina hacen que los bebés desarrollen ictericia, una tonalidad amarillenta en la piel y la esclerótica de los ojos.  Las concentraciones de bilirrubina extremadamente elevadas pueden provocar lesiones cerebrales. Los bebés con ictericia se colocan debajo de unas lámparas especiales que proyectan una luz azulada que ayuda al organismo a eliminar la bilirrubina. En contadas ocasiones, la ictericia grave se tiene que tratar mediante transfusiones de recambio de sangre.

Apnea: La apnea es otro problema habitual en los bebés prematuros. Durante una apnea, el bebé deja de respirar, su frecuencia cardiaca disminuye y la piel se le puede poner pálida, morada o azul. La apnea suele estar provocada por la inmadurez del área del cerebro que controla la respiración. Las apneas se vuelven menos frecuentes con la edad.

En la UCIN, se controla con monitores a todos los bebés para detectar apnea. Cuando se detecta una apnea puede ser suficiente con  estimular suavemente al bebé para que vuelva a respirar.  Cuando estas crisis son frecuentes pueden requerir medicación o un dispositivo nasal especial que le insufla aire constantemente.

 Anemia: Muchos bebés prematuros carecen de un numero suficiente de glóbulos rojos para transportar oxígeno a todas las células del cuerpo.  Esta anemia se puede desarrollar por diversas razones Algunos bebés prematuros, especialmente los que pesan menos de 1.000 gramos, requieren transfusiones de glóbulos rojos.

Hipotensión arterial: La hipotensión arterial es una complicación relativamente habitual que puede ocurrir poco después del nacimiento. La hipotensión arterial se trata incrementando el aporte de líquidos o con medicamentos. Los bebés que padecen hipotensión arterial porque han perdido sangre es posible que necesiten transfusiones.

Síndrome de dificultad respiratoria neonatal: Es uno de los problemas más frecuentes e inmediatos. La causa más frecuente es la falta de producción de cantidad de una sustancia denominada surfactante. El surfactante permite que la superficie interna de los pulmones se expanda adecuadamente cuando el bebé comienza a respirar.

La producción de surfactante, se puede  estimular aplicando corticoides a la madre antes de que el parto se produzca.  Luego, inmediatamente después del nacimiento y varias veces después, se puede administrar al bebé surfactante si lo necesita.

La mayoría de los bebés prematuros que carecen de surfactante deberán conectarse a un respirador durante un tiempo.

Displasia broncopulmonar: Es un problema pulmonar frecuente en los bebés prematuros, sobre todo en los que nacen con menos de 1.000 gramos, y tienen antecedentes de distrés respiratorio o infecciones pulmonares.

Los bebés prematuros que padecen esta afección se suelen tratar con medicación y oxígeno. Los pulmones de estos bebés suelen mejorar durante los dos primeros años de vida, pero muchos de ellos siguen presentando síntomas de tipo asmático.

Infecciones: Las infecciones son una grave amenaza para los bebés prematuros ya que tienen pocos mecanismos de defensa contra gérmenes que pueden provocar enfermedades graves. Reducir el riesgo de infección es el motivo de que en la UCIN sea necesario lavarse las manos tan frecuentemente.  Las infecciones pueden ser virales, bacterianas o micóticas.

Conducto arterioso persistente: es un vaso sanguíneo que desempeña un papel básico en la circulación fetal, al evitar que la sangre pase por los pulmones, ya que el oxígeno de la sangre fetal procede de la placenta, no de la respiración.

En los bebés a término, el conducto arterial se cierra nada más nacer, pero en los bebés prematuros suele permanecer abierto. Esto puede provocar dificultades respiratorias y a veces insuficiencia cardiaca.

El tratamiento se realiza con un medicamento denominado indometacina o con ibuprofeno, cuya eficacia es superior al 80%, no obstante en algunos casos se requiere una intervención quirúrgica para hacerlo.

Retinopatía del prematuro: es un crecimiento anómalo de los vasos sanguíneos en el ojo del bebé. Se presenta en el 7% de los bebés  con menos de 1250gr.  Las lesiones resultantes pueden ir de leves (defectos en la visión) a graves (ceguera).  A todos los bebés prematuros se les examinan los ojos en la UCIN para determinar si padecen esta afección.

Después de la UCIN

Los bebés prematuros a menudo requieren cuidados especiales después de abandonar la UCIN.  Aparte de los exámenes pediátricos regulares y de las vacunas que les ponen a todos los bebés, los bebés prematuros se someten periódicamente a evaluaciones oculares y auditivas.  Se prestará una atención especial al desarrollo del sistema nervioso, incluyendo el momento en que alcanzan los principales hitos del desarrollo motor, como sonreír, sentarse y andar, las posturas que adoptan, el tono muscular, el desarrollo del habla y el comportamiento. 

Algunos bebés prematuros requieren fisioterapia cuando crecen. Los bebés que han tenido complicaciones en la UCIN es probable que necesiten cuidados adicionales de médicos especialistas.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 5 comentarios
Comentarios

Miembro  

mi bebe estuvo en ucin y aora kon mis kuidados ya esta en 5mecs y parec de mas edad eso me dicen los que lo ven y ni krren que fue prematuro

Responder
Publicado el 10/06/12 carlina valle

mi bb tambien nacio prematuro muy pequeño,pero ahora tiene 3 meses y aun sigue pequeño no km cuando nacio pero todos lo ven pequeño.

Responder
Publicado el 31/12/14 rosenmar
Miembro  

Cuanto media y pesaba tu bb a esa edad?

Publicado el 07/05/12 sweet_adry17
Miembro   Cronista de experiencias  

1

hasta q semana de nacimiento se concidera prematuro??? o tiene q ver con el peso???

Responder
Publicado el 04/05/12 sweet_adry17
Miembro   Cronista de experiencias  

1

hasta q semana de nacimiento se concidera prematuro??? o tiene q ver con el peso???

Responder
Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad