Publicidad
Publicidad

Mi bebé ya nació y yo me siento agotada Al fin tienes a tu bebé y estás feliz, sin embargo te sientes agotada, sin energía y sin ánimo. ¿Por qué se produce este desgaste físico y estos cambios anímicos? ¿Cuándo volverás a ser la de antes? Tranquila, este estado también pasará!!

B7d27acaa3
Articulos relacionados
Últimos comentarios

 

Al fin tienes a tu bebé y estás feliz, sin embargo te sientes agotada, sin energía y sin ánimo.  ¿Por qué se produce este desgaste físico y estos cambios anímicos? ¿Cuándo volverás a ser la de antes? Tranquila, este estado también pasará!!

Al desgaste físico del parto y la probable anemia por las pérdidas sanguíneas (manifestada como decaimiento y debilidad), se le unen la brusca disminución de las  hormonas que puede producir cambios en el estado anímico, el trabajo de cuidar al bebé, y la falta de sueño; provocan tu estado actual. Todo esto genera ansiedad y estrés tanto físico como psíquico; pero no te preocupes ya que  ese cansancio es normal  y deberás superarlo.


A salir del pozo

En primer lugar debes comprender que todas las madres pasan por el mismo estado, por lo cual  no serás ni la primera ni la última madre que pase por este estado. Córrete de la postura de víctima y elimina las palabras no puedo hacerlo de tu vocabulario.  Ninguna mujer nació sabiendo cómo se cuida a un bebé, pero todas lo aprenden.

Seguramente los primeros días el cuidado de tu pequeño te llevará todo el día y toda la noche y tu vida se convertirá en una función continuada de amamantamiento, cambio de pañales y tratar de que el bebé se duerma.

Ir al baño será todo un logro y ni decir darte una ducha.  Pronto irás adquiriendo práctica y los tiempos se acortarán e irás notando que  lo que antes te llevaba una hora ahora lo haces en 10 minutos.

 

Optimismo

Ante todo, trata de ser positiva, eleva tu autoestima y confía en tus propias capacidades. Mira a tu bebé, fíjate lo feliz y saludable que se ve y cómo crece día a día gracias a tu amor y a tus cuidados.  Esto quiere decir que lo estás haciendo muy bien!

 

Cuídate

Con el desgaste físico del parto necesitas reponer fuerzas. Sigue tomando tus vitaminas igual que en el embarazo, hasta un mes después del parto; y no realices dietas restrictivas para bajar de peso. Si estás amamantando debes comer en forma saludable y balanceada. A los dos meses podrás iniciar una dieta dirigida por tu médico.

El azúcar es un alimento imprescindible, porta energía inmediata, el cerebro y los músculos la necesitan para funcionar.  Incluye carnes rojas, frutas, verduras y cereales.

 

Trata de dormir más

Necesitarás dormir ocho o nueve horas al día para recuperar tu energía. Por eso, hasta que tu pequeño duerma toda la noche sin despertarse para comer (para el cuarto mes), tendrás que dormir cuando él esté dormido. No importa la hora, lo esencial es que descanses. Para ello es fundamental que establezcas prioridades: las tareas del hogar y todo lo demás pueden esperar.

 

Pide ayuda

Cuando te sientas cansada y agobiada, pide ayuda.  Siempre hay una tía, hermana, abuela, amiga que puede darte una mano durante un par de horas con el bebé para que puedas tomar una siesta o un baño relajante o incluso salir a dar una vuelta para tomar un poco de aire.

 

¿Cuándo deja de ser normal?

El cansancio del posparto es normal, pero si a pesar de tomarte algunas horas de descanso sigues igual, levantándote agotada, baja de moral y sin fuerzas para nada, debes hablarlo con el médico. Te realizará un chequeo y verificará que no estés pasando por un cuadro de depresión postparto

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 1 comentario
Comentarios

Miembro   Consigna Pampers  

hola soy catherin,mi bebote tiene 3 semanas y la verdad me siento muy feliz x su llegada, pero a la vez me pasa q estoy muy cansada,agotada,etc. leer esta info me sirvio mucho gracias y lo tendré en cuenta

Responder
Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad