Publicidad
Publicidad

¿Mi bebé siente mis caricias dentro de la panza? El tacto se desarrolla en tu bebé muy tempranamente en el embarazo y las caricias favorecen tu conexión con él.

Babay_46desktopresolution_zps700b87fb
Articulos relacionados

Hacia la mitad de la gestación, toda la piel y las mucosas reaccionan plenamente ante la estimulación táctil, pero ya desde los inicios el futuro bebé tiende a alejarse de las paredes del útero, si casualmente las roza.

A partir del sexto o séptimo mes, si se toca la cara con las manos, acerca la cabeza hacia ellas, abre la boca y se chupa el dedo. También es capaz de diferenciar las texturas de las paredes de la bolsa amniótica, del cordón umbilical y de su propia piel. Ya le gusta que le mimes, pues reacciona cuando acaricias o tocas tu panza.

Cuando empiezas a sentir los primeros movimientos de tu bebé (normalmente  entre las 17 y las 22 semanas) no puedes resistirte a acariciar la panza mientras tu pequeño se mueve dentro de ti. Este instinto es la necesidad de reforzar los vínculos con el bebé. Es muy frecuente ver a mujeres embarazadas acariciando su abdomen.

A medida que tu bebé crece semana tras semana, puedes distinguir fácilmente entre los movimientos corporales y las patadas, de tal manera que casi al término del embarazo podrás distinguir a la perfección si tu bebé está moviendo una pierna, un brazo o cualquier otra parte de su cuerpito.

Sobre la semana 20 de embarazo, tu bebé puede sentir a través de las paredes del útero cuando estás acariciándolo.   Él puede responder al tacto de los padres y, curiosamente, puede distinguir cuándo lo hace una persona extraña. Cuando tu bebé se está moviendo sin parar y un extraño apoya la mano en tu vientre, es posible que deje de moverse repentinamente.

Vincularte con tu pequeño mediante caricias y masajes es una de las técnicas más efectivas para comunicarte con él, pues es capaz de diferenciar los distintos tipos de caricias y juegos que puedes hacerle. La estimulación prenatal a través de masajes es el inicio del vínculo con tu bebé.

El papá también puede participar en esta práctica y posiblemente el bebé reaccione de forma diferente a cuando lo acaricias tú.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad