Publicidad
Publicidad

Los terribles 2 años: ¿cómo sobrevivir a esta etapa? Muchos padres nos consultan sobre las numerosas dificultades que conlleva afrontar la crianza de un niño de dos años. No en vano, esta etapa, se conoce entre los autores y profesionales especializados en crianza como: “los terribles dos”. Conocer las características esperables a esta edad nos permitirá hacer frente a esta etapa.

Terrible_two
Articulos relacionados
Últimos comentarios

Muchos padres nos consultan sobre las numerosas dificultades que conlleva afrontar la crianza de un niño de dos años. No en vano, esta etapa, se conoce entre los autores y profesionales especializados en crianza como: “los terribles dos”.

Es importante tener en cuenta, ante todo, cuáles son las características generales que tiene un niño de esta edad, en los diferentes aspectos de su desarrollo. Esto nos permitirá comprender mejor su comportamiento y responder a los conflictos y demandas, de manera más eficaz.

Desarrollo Motriz: es esperable que un niño de 2 años ya camine correctamente (aunque todavía puede caerse o tropezarse frecuentemente). Su habilidad para trepar, subir y escalar es cada vez mayor, por lo que podrá llegar mediante el uso de objetos a aquellos lugares de altura a los que antes no alcanzaba. También podrá correr y saltar con mayor destreza y dada la gran energía que posee, necesitará hacerlo durante gran parte del día, reduciendo probablemente sus tiempos de descanso y sueño.

Lenguaje: si bien el niño de dos años está ampliando muchísimo su vocabulario, es todavía más lo que puede “comprender”, que lo que puede “expresar y decir”. Generalmente entiende todo lo que decimos, pero muchas veces no podrá poner en palabras lo que él piensa, por lo tanto esto le generará frustración y enojo porque sentirá muchas veces, que no lo comprendemos. Esto también ocurre en los juegos con sus pares donde, al no poder expresar sus deseos y necesidades con palabras, muchas veces lo hacen mediante la agresión al otro: pegan, tiran del pelo o quitan un juguete a la fuerza.

Emocionalidad: el niño de dos años está descubriendo el mundo. En este “descubrir” comienza despacito a entender que no siempre él es el centro, experimentando muchas y variadas emociones que todavía no logra controlar.

Enojo, frustración, tristeza, ansiedad, angustia y decepción serán expresadas generalmente a través de berrinches, rabietas, llanto, gritos o agresiones.

Desarrollo intelectual: el niño de esta edad, está en un proceso de comprensión y conocimiento del mundo que lo rodea. Es muy observador y querrá imitar todas las conductas que sus padres y otros significativos realicen. Por medio de esta imitación, aprenderá y ganará habilidades propias.

Si bien su comprensión es mayor, aún no puede razonar como un niño más grande o como un adulto. No comprende el porqué de muchas cosas que le decimos o prohibimos, ni puede anticiparse con su pensamiento o medir la magnitud del peligro en la mayoría de las situaciones.

Va en busca de su independencia y querrá realizar muchas cosas solo, como comenzar a comer o vestirse, sin embargo todavía necesita mucho la contención de sus papás y la reclamará buscando atención, pidiendo compañía en los juegos y demandando cariño, mimos y atención (incluso, a veces, todavía puede despertarse durante la noche).

Sabemos que afrontar la crianza de un niño de dos años es difícil, estresante y muchas veces, agotador. Sin embargo, como papás debemos intentar comprender a nuestros hijos y empatizar con ellos (es decir, ponernos en su lugar).

Entender cómo es el crecimiento de nuestro niño de dos años en las diferentes áreas de su desarrollo, nos permitirá adecuarnos a la realidad y tener expectativas lógicas sobre su comportamiento, sin esperar o exigir más de lo que el niño nos pueda dar.

Los terribles dos, serán menos difíciles, si sabemos priorizar en la crianza de nuestro hijo el amor, el cariño, el afecto y la comprensión. 

     

Lic. Florencia Puccio

ProMamás

Banner-promamas

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 2 comentarios
Comentarios

Miembro  

Paciencia... mucha paciencia.....

Responder
Publicado el 10/03/14 joaquincito
Miembro  

Es una etapa realmente dificil tengo un niño de 2 años y 18 semanas de embarazo y la verdad muchas veces olvido que estoy embarazada porque mi hijo me absorbe demasiado, muchas pataletas inclusive durmiendo si alguien pasa por lo mismo solo puedo decir " mucha paciencia, amor y comprensión"

Responder
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad