Publicidad
Publicidad

Los bebés son los que deciden cuándo quieren nacer Un reciente estudio muestra que el momento del parto lo definen los bebés mediante información que se encuentra en su código genético.

Pregnant_time
Articulos relacionados

Uno de los eventos más milagrosos de la vida de una persona es tener un hijo. Hasta hoy no se conocía con certeza cual era el mecanismo por el cual se desencadenaba el trabajo de parto.

Al parecer, los bebés son los responsables de avisar cuándo quieren "salir" o nacer. Un nuevo estudio publicado recientemente demostró que señales genéticas del feto hacen que comience el parto. Los bebés, cuando están listos, son los que deciden que van a nacer.

Este grupo de investigadores descubrió que 2 proteínas llamadas SRC-1 y SRC-2, que se producen en el pulmón de los fetos, son responsables de que se inicie el parto. Estas señales moleculares activan la contracción muscular del útero (miometrio), lo que conocemos como "contracciones", para se produzca el parto.

Los genes que tienen la información para sintetizar estas proteínas hacen que aumente la producción del surfactante, un compuesto  esencial para que los pulmones de los bebés funcionen cuando nacen y no colapsen. Este proceso se conoce como "maduración pulmonar".

Por lo tanto, los bebés, cuando están en un embarazo de término (40 semanas), activan estos genes y las proteínas SRC-1 y SRC-2 que hacen que se produzca surfactante, y los pulmones, con este lubricante, ya están listos ("maduros") para poder respirar normalmente cuando nacen. A su vez, estas señales activan la "contracciones" del útero y empieza el trabajo del parto.

Al descifrar el enigma de este mecanismo normal, los investigadores podrían ver la posibilidad de aplicarlo a la prevención del parto prematuro.

Los bebés prematuros son los que nacen antes de las 37 semanas de embarazo, y  pueden presentarse complicaciones graves como alteraciones respiratorias (los pulmones no están "maduros"), sangrado en el cerebro, alteración en la visión y hasta parálisis cerebral.

En el mundo nacen 15 millones de bebés prematuros al año, de los cuales lamentablemente muere 1 millón por  complicaciones.  

Conocer este mecanismo nos permitirá analizar estos genes, que nos darán la información para identificar embarazos que tendrían mayor posibilidad de ser prematuros, y de esta manera desarrollar más medidas preventivas en los embarazos de alto riesgo.

La información que nos da nuestro ADN a través del estudio de nuestros genes es invaluable.  Y, en este caso, aunque parezca mentira, nos demuestra cómo los bebés regulan el timing, deciden cuándo quieren nacer.

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad