Publicidad
Publicidad

Las caídas durante el embarazo ¿qué hacer? Las caídas durante el embarazo se producen en forma frecuente y genera mucha angustia en las mamás. ¿Qué debemos hacer en esos casos?

Pregnant-mothers
Articulos relacionados

No es una situación poco frecuente sufrir una caída durante el embarazo. Generalmente es una situación muy preocupante, pero que la mayoría de las veces no tiene consecuencia. Esto se debe a que el saco amniótico que rodea al bebé es lo suficientemente fuerte como para protegerle del impacto.

 

¿Por qué se producen las caídas en el embarazo? 

Puede deberse a tres razones:

-La panza que crece puede afectar el centro de gravedad, lo que significa que te sea más difícil mantener el equilibrio.

-Las hormonas del embarazo relajan las articulaciones y los ligamentos, afectando sobre tu forma de caminar y moverte, por lo que es más fácil que tengas un tropiezo.

-Los bajos niveles de azúcar en sangre y la baja presión arterial puede hacerte sentir mareada y débil, esto aumenta las posibilidades de tener una caída.

 

¿Puede pasarle algo a mi bebé?

Es poco probable que tu bebé se dañe en una caída. La combinación del efecto de amortiguación del saco amniótico, junto con los fuertes músculos abdominales y el hueso pélvico ayudarán a minimizar los movimientos de tu bebé dentro del vientre y lo más probable es que no le suceda nada.

 

¿Cómo evito las caídas en el embarazo?

Aunque tal vez no sea posible evitar una caída, puedes tomar ciertas medidas para reducir el riesgo:

Siéntate o apóyate en algo si empiezas a sentirte mareada.

Come frecuentemente en pequeñas cantidades, para mantener equilibrados tus niveles de azúcar.

Usa zapatos de tacón bajo  para que tu cuerpo no pierda el centro de gravedad, y así reducir el riesgo.

 

¿Cuáles son las señales de alarma para consultar al médico?

Ante la aparición de cualquiera de los siguiente síntomas debes consultar a tu medico de forma inmediatal

-Si te golpeas o pierdes el conocimiento

-Sangrado

-Contracciones

-Dolor abdominal persistente

-Pérdida de líquido amniótico

-Disminución de los movimientos del bebé

 

 

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad