Publicidad
Publicidad

La Vitamina D podría disminuir el riesgo de preeclampsia La disminución de la Vitamina D antes de la primer mitad del embarazo podría ser un marcador temprano del desarrollo de Preeclampsia.

Pregnant-woman-sunshine_large
Articulos relacionados

La preeclampsia ocurre en el 3-8% de los embarazos, y es más frecuente en mujeres que cursan su primer embarazo y en mujeres afro-americanas. Comúnmente se define como la aparición de hipertensión y proteinuria (presencia de proteínas en orina)  que se desarrolla antes de la semana 20 de gestación, con remisión del cuadro a las 12 semanas post parto. Esta patología coloca a la madre y al bebé en riesgo de complicaciones severas y mortales. 

Estudios realizados mostraron que aproximadamente 30% de las mujeres embarazadas no tienen un nivel adecuado de Vitamina D.  Gracias a esto se concluyó que la deficiencia materna de vitamina D hasta la semana 22 de gestación, es un factor de riesgo independiente para preeclampsia.

Se incluyeron 1,198 mujeres sin hijos entre 14-44 años sin condiciones médicas preexistentes y sin embarazos previos. Se les hizo seguimiento a partir de <16 semanas de gestación hasta el nacimiento, en clínicas prenatales y privadas.

Cincuenta y nueve mujeres desarrollaron preeclampsia (4.9%). Sus niveles de Vitamina D fueron 15% menores en las mujeres que luego desarrollaron preeclampsia.  Después de ajustar ciertas variables, se determinó que una disminución de 50 nmol/L en los niveles de 25(OH)D duplica el riesgo de preeclampsia y que la elevación de estos niveles antes de la semana 22 disminuía el riesgo.

Los recién nacidos de mamás con preeclampsia tuvieron niveles dos veces más bajos de 25(OH)D que los recién nacidos control.

Más allá de los beneficios maternos asociados con los niveles óptimos de vitamina D los cuales incluyen quimioprevención de cáncer, huesos sanos, una posible protección contra la esclerosis múltiple y ahora la prevención de preeclampsia, son además implicaciones importantes para el recién nacido.

Los niveles fetales de esta vitamina son completamente dependientes de la reserva materna de vitamina D, y la deficiencia neonatal de ésta está asociada con importantes alteraciones como problemas esqueléticos, asma, diabetes insulino-dependiente, retraso en el crecimiento y esquizofrenia.

Los resultados de este estudio sugieren el rol protector de la vitamina D contra la preeclampsia además de que el diseño del estudio permitió analizar la asociación de los niveles de Vitamina D y preeclampsia antes de la aparición de síntomas. El autor recomienda una dosis diaria de 1000 UI de vitamina D3 (colecalciferol) para las mujeres embarazadas sin condiciones médicas preexistentes o factores complicantes.

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad