Publicidad
Publicidad

Importancia del apego en la relación con tu bebé El apego es el vínculo emocional que existe entre el niño y sus padres o cuidadores, un vínculo que los une en el espacio y perdura a través del tiempo. Este lazo afectivo le brinda al bebé un estado de seguridad emocional, fundamental para su desarrollo.

Mother-and-child-photography-photo-wallpaper
Articulos relacionados
Últimos comentarios

El apego es el vínculo emocional que existe entre el niño y sus padres o cuidadores, un vínculo que los une en el espacio y perdura a través del tiempo. Este lazo afectivo le brinda al bebé un estado de seguridad emocional, fundamental para su desarrollo.  

El bebé nace en el contexto de una familia como un ser desvalido y necesitado, pero con la capacidad innata de establecer vínculos muy tempranamente, a través de una serie de conductas como el llanto, la succión, las sonrisas reflejas, la mímica, el balbuceo, etc. Estas conductas propician el acercamiento de la madre, su contacto permanente, su protección incondicional, generándose así, una relación recíproca entre mamá y bebé.

Sólo cuando el bebé vivencia que sus padres estarán accesibles y responderán a su llamada, puede sentir la seguridad necesaria para explorar el mundo que lo rodea, ya que tiene una base segura que le permite alejarse y volver.

 

¿Qué debemos entender para lograr un apego seguro?

Los primero es comprender que el bebé nos necesita con sus tiempos, y no con los nuestros. Y que esto es prioridad. Por ende, muchos aspectos de la vida cotidiana que conocíamos, deberán pasar a un segundo plano y ser relegados transitoriamente.

Para entender a mi bebé necesito estar conectada con él, aprender a descifrar sus gestos, sus estados de ánimo, sus necesidades. Necesito tiempo de mamá y bebé para poder dar respuestas a sus “pedidos”.

Pedir ayuda a las personas que tenemos cerca, por ejemplo, para realizar las tareas domésticas. Lejos de considerarlo una invasión a mi intimidad, se puede ver como un facilitador hacia “mi intimidad con mi bebé”. Si alguien está lavando los platos, yo no tengo que hacerlo y puedo estar más tiempo con él.

Aceptar las renuncias para poder estar centradas en el aquí y ahora, sin miedo de lo que dejamos de lado. Elegimos ser mamás, con todas las renuncias que esa elección implica. Nada más revelador que la maternidad para apoyar el dicho de que “todo no se puede”.

Entender la importancia de estar disponibles para el bebé, sin caer en teorías extremistas.

Si logramos constituir ese apego, seguramente educaremos a un niño capaz de explorar el mundo seguro luego, con todo lo que eso implica.

Un niño valorado y capaz de ser amado por sus figuras de apego será un adulto que pueda relacionarse con una actitud de confianza hacia otras personas, seguro y sin dificultades de autoestima.

 

Lic. María Cecilia Veiga

ProMamás

Banner-promamas

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 3 comentarios
Comentarios

Publicado el 07/12/12 rominakogan
Miembro   Consigna Pampers   Consejera  

Me encantò!!! nada mas confortable estar al 100 % con nuestro bb, mas alla del cansancio, la casa, todoooo pasa a segundo plano.

Responder
Publicado el 09/06/12 anita herrera
Miembro  

1

Increíble. Buen artículo.

Responder
Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad