Publicidad
Publicidad

La importancia de controlar el peso antes del embarazo Controlar el peso antes de quedar embarazada es es muy importante, tanto si te encuentras por encima como si te encuentras por debajo de tu peso ideal.

1
Articulos relacionados

 

En caso de tener sobrepeso, el momento ideal para normalizarlo es antes del embarazo. No debes intentar realizar dieta durante el embarazo.  Durante las dietas hipocalóricas se producen ciertas sustancias llamadas cuerpos cetónicos que atraviesan la placenta y son dañinos para el bebé.

Durante el embarazo es normal aumentar de peso, esto permitirá un adecuado crecimiento del bebé. Por eso la mujer siempre tiene que ganar peso durante el embarazo.

¿Cuál es mi peso ideal?

Hay varios métodos para determinar cuál es tu peso ideal como así también los límites dentro de los cuales tu peso puede fluctuar. Lo ideal es tener un peso adecuado para la estatura. Esto se relaciona con una medida llamada Índice de Masa Corporal (IMC),

El Índice de Masa Corporal (IMC),   es un número que pretende determinar, a partir de la estatura y el peso, el rango más saludable de peso que puede tener una persona  y se obtiene al dividir: el peso en kilos, entre la estatura al cuadrado. 

Por ejemplo:

Una mujer que pesa 58 kilos y mide 1.60:

58 / (1.60 x 1.60) = 22.65

El IMC normal es de 20 a 25. Para determinar la ganancia de peso recomendable en cada caso se debe seguir el siguiente lineamiento:

1.IMC por debajo de 20 la ganancia debe ser entre 11.5 y 16 kilos

2.IMC entre 20 y 25 la ganancia debe ser entre 9 y 11.5 kilos

3.IMC entre 26 y 30 la ganancia debe ser entre 7 y 9 kilos

4.IMC por arriba de 30 la ganancia debe ser de hasta 6 kilos máximo

 

Riesgos de la obesidad durante el embarazo

Si antes de embarazarte ya llevas un exceso de peso o estás obesa, los riesgos potenciales  de complicaciones durante el embarazo son los siguientes:

Para la Madre:

•Preeclamsia: Algunos investigadores han concluido que la obesidad materna antes del embarazo es un factor condicionante de preeclampsia.

•Diabetes Gestacional: La mujer obesa tiene un riesgo aumentado de padecer diabetes durante el embarazo.

•Cesárea: El trabajo de parto se hace más  lento  y prolongado, por lo que casi siempre es necesaria la cesárea.

•Infecciones Post-Parto: La obesidad durante el  embarazo, hace que la mujer este más vulnerable, la recuperación es más difícil y más lenta y si se realizó una cesárea, puede desarrollar infecciones después del parto.

Para el Bebé

•Macrosomía: Dentro de los factores asociados a este problema se señalan la mayor edad de la madre, obesidad materna antes del embarazo, resistencia a la insulina y el incremento en la incidencia de diabetes gestacional

•Defectos del Tubo Neural: Los bebés nacidos de madres obesas, corren un riesgo más alto de presentar defectos  muy severos del tubo neural, se piensa que puede ser debido a la deficiencia de nutrientes. Además, en las mujeres obesas las  ondas del ultrasonido tienen dificultad para traspasar las capas de tejido graso y las  imágenes  resultan muy borrosas. Por lo tanto, los defectos del tubo neural en estos bebés, no siempre se pueden detectar.

•Una niñez con obesidad: Las investigaciones han demostrado que los bebés nacidos de madres obesas  tienen un riesgo aumentado de tener un sobrepeso a los 7 años de edad. Un estudio de la Universidad de Ohio publicado en la revista Pediatrics dice: “La evidencia sugiere que el desarrollo de la obesidad en adolescentes y adultos puede estar relacionado con una programación nutricional que se produce en un estadio muy temprano de la vida”, explican los autores en el estudio.

•Muerte en útero.

 

Riesgos del bajo peso durante el embarazo

El problema de la infertilidad: La pérdida de peso o el bajo peso pueden afectar la señal hormonal que el cerebro envía a los ovarios o a los testículos. En casos poco severos, los ovarios todavía pueden producir y liberar óvulos; sin embargo, es posible que el endometrio no esté preparado para la implantación del óvulo fecundado debido a la inadecuada producción de hormonas ováricas.

En casos más serios, puede que los ovarios no produzcan óvulos del todo. Además, es posible que las mujeres con bajo peso tengan ciclos menstruales irregulares o que no los tengan, lo que puede contribuir a la infertilidad.

Si el bajo peso ha sido identificado como un problema que puede estar contribuyendo a la infertilidad, el tratamiento ideal en algunos  casos es detener la pérdida de peso mediante una dieta diseñada para estas personas.

Consecuencias para el bebé: Cuando hay un desequilibrio nutricional que impide que la madre gane peso durante el embarazo lo más probable  es que tu bebé nazca con  un bajo peso que es un problema  grave para el futuro del niño, tanto en su nutrición como en su salud.

 

Tratamiento

El cambio de hábitos alimenticios, es quizás el aspecto más importante a tratar, en las mujeres con problemas de bajo peso. Requiere de una vigilancia muy estrecha por parte del médico y el nutricionista para asegurase de que reciba el aporte calórico y los nutrientes necesarios para que, durante el embarazo, el aumento de peso se logre de manera  adecuada y tu bebé nazca con un peso normal.

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad