Publicidad
Publicidad

Infertilidad y estrés: una asociación muy frecuente Aproximadamente un 15 % de las parejas que consultan por infertilidad no tienen una causa fisiológica aparente, que pueda explicar el problema. Algunas de estas parejas podrían estar afectadas por el estrés, cayendo en un ciclo vicioso: el estrés causa infertilidad, y la infertilidad causa estrés.

Couple-beach
Articulos relacionados

Aproximadamente un 15 % de las parejas que consultan por infertilidad no tienen una causa fisiológica aparente, que pueda explicar el problema. Algunas de estas parejas podrían estar afectadas por el estrés, cayendo en un ciclo vicioso: el estrés causa infertilidad, y la infertilidad causa estrés.

Aunque la infertilidad, no es un problema de salud que ponga en peligro la vida, tener hijos es considerado por la mayoría de las personas como un objetivo esencial de la vida y no lograrlo causa estrés.

Existen algunas evidencias de que el estrés puede alterar la fertilidad, según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva.  Los altos niveles de estrés pueden cambiar los niveles hormonales en las mujeres, causando alteraciones del ciclo menstrual, ovulaciones irregulares y espasmos en las trompas de Falopio, lo que puede alterar la fertilidad. También se ha encontrado que en pacientes con altos niveles de estrés, se producen contracciones uterinas, que aunque la mujer no las sienta, pueden afectar la implantación de los embriones.

En tanto, en los hombres, los niveles altos de estrés pueden disminuir la producción de espermatozoides.

Una pareja puede pensar en que su infertilidad es causada por estrés, si:

  • Tiene pérdida de interés en sus actividades regulares
  • Siente depresión por períodos prolongados de tiempo
  • Se ha alejado de sus amigos, de su familia y colegas
  • Tiene dificultad para concentrarse o pensar en otra cosa que no sea su problema de infertilidad
  • Altos niveles de ansiedad
  • Si disminuye la habilidad para cumplir tareas
  • Si tiene cambios en sus hábitos de sueño (dificultad para dormirse, despertarse antes de tiempo, dormir m[as de lo usual)
  • Si tiene cambios en el apetito o peso (aumento o disminución de peso)
  • Si aumenta el uso de drogas o alcohol
  • Si tiene pensamientos sobre la muerte o el suicidio
  • Si tiene pensamientos persistentes de pesimismo o culpa, amargura o rabia

Además de los aspectos fisiológicos que pueden alterarse por estrés, como ya hemos mencionado, hay otros problemas como el desempleo o los problemas económicos, que pueden causar una crisis en la vida que hace que las parejas tengan baja frecuencia en las relaciones sexuales, lo que causa que tengan menor probabilidad de lograr el embarazo.

¿Cuándo pensar en otros factores?

Según la Organización Mundial de la Salud, se considera infértil a una pareja que luego de doce meses de relaciones sexuales sin anticonceptivos, no ha logrado el embarazo. Una vez transcurrido este tiempo debe acudir al especialista en fertilidad.

Un factor importante a considerar es la edad de la mujer, ya que la calidad y la cantidad de óvulos disminuyen progresivamente después de los 30 años, y drásticamente después de los 40. Recientemente se ha demostrado que la fertilidad del hombre también disminuye con la edad. Después de los 35 años, el porcentaje de espermatozoides móviles decae un 2% cada año. Por tanto, dejar pasar el tiempo solo empeora el problema, agregando el factor edad como una causa más de infertilidad.

 

Recomendaciones

  • Si la edad de la mujer está entre 35 y 38 años, espere sólo 6 meses para acudir al especialista en fertilidad .
  • Consultar de inmediato a un especialista de fertilidad si la mujer tiene 38 años o más
  • Consultar a la brevedad si la pareja padece uno de los siguiente: menstruaciones irregulares, endometriosis, ovarios con quistes, si el hombre ha tenido varicocele, paperas o parotiditis, criptorquidia o sabe que tiene baja concentración y movilidad de los espermatozoides.

 

¿Cómo tratar estos casos de infertilidad por estrés?

  • Comunicarse con la pareja
  • Bajar las expectativas de embarazo en cada ciclo, una buena idea es abandonar el calendario y la planificación de las relaciones en base a la fecha de ovulación durante un par de meses.
  • Distraerse, yendo al cine, la playa, realizar un viaje o tomar vacaciones.
  • Practicar algún deporte
  • Hacer yoga o meditación

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad