Publicidad
Publicidad

Historias de vida: Lucrecia una luchadora de 31 semanas Natalia, mamá de Lucrecia que nació con 31 semanas y pesando 1.320 gr, nos cuenta su experiencia luego de haber tenido a su beba antes de tiempo y como juntas salieron adelante.

Articulos relacionados
Últimos comentarios

Natalia  tiene 39 años, vive en Villa Santa Rita, Ciudad de Buenos Aires, Argentina.  El 2 de Enero del 2014 nació su beba Lucrecia con tan solo 31 semanas y pesando 1.320gr.  Tras un tiempo en neonatología, Natalia y Lucrecia ya están en casa.   Habiendo superado este difícil momento para ambas nos cuentan cómo fue esta experiencia tan dura para cualquier mamá.

 

Bebés en camino: ¿Cómo te enteraste que tu beba iba a nacer antes de tiempo?

Natalia:  Mi embarazo lo venía transitando sin problemas hasta la semana 30, cuando en una ecografía se detecta falta de líquido amniótico, llorando llamé a mi obstetra y me atendió en su consultorio inmediatamente.  All ver la ecografía me mandó a aplicarme una inyección de corticoides para madurar los pulmones del bebé, hacer reposo absoluto estando en la cama acostada del lado izquierdo para facilitar la irrigación sanguínea a mi beba y realizarme un ecodoppler la semana siguiente.  Me avisó que si con el reposo seguía la pérdida del líquido amniótico lamentablemente había que adelantar el parto, fue inmensa mi tristeza y los miedos de todo tipo fueron llenando mi cabeza…

 

Bebés en camino: ¿Cómo viviste el nacimiento de tu beba?

Natalia: Llena de angustia, sin haber dormido un segundo por controlar los movimientos de mi beba y por el temor a lo que se venía, me fui a realizar  el ecodoppler que demostró que ya no tenía líquido, quedé internada, la cesárea estaba programada  para la tarde, mi esposo se encargó de avisar a la familia, yo no podía hablar, solo acariciaba la panza y pedía que mi beba nazca bien…

A las 18.38 nació mi Lucrecia en un parto complicado porque la falta de líquido achico el útero, haciendolo como una sopapa, nunca me enteré cuando la sacaron porque no lloró y como pesó 1320gr. no me la mostraron para llevarla rápidamente a Neo.  Mii esposo pudo verla a los pocos minutos de nacida y quedo feliz porque mi pequeña leona respiraba por sus propios medios, nuestras almas volvieron a nuestros cuerpos al saber que respiraba sin ayuda.

Recién pude conocerla 16 horas después y fue amor a primera vista, nunca pensé que el amor más profundo lo iba a sentir por un ser tan pequeñito..

 

Bebés en camino: ¿Cómo es tener un bebé internado en neo?

Natalia: Es muy difícil pasar los días en Neo, las horas no te alcanzan para estar con tu bebé, las noches son terribles porque temes  que te llamen y que te den la peor de las noticias, los partes médicos.   Al principio es día a día, vas agradeciendo cada día de vida de tu hijo y cada avance que va haciendo y a medida que pasa el tiempo y que tu bebé va mejorando te agarra la ansiedad por querer llevarlo a tu casa, se hacen muy cortas las 6 horas que te dejan estar con él, la paciencia es lo único que podes tener y nunca perderla. Pude tenerla en mis brazos recién a los 25 días de nacida y fue el momento más hermoso de mi vida.

 

Bebés en camino: ¿Cómo fué el momento del alta?

Natalia: El alta fue inesperada porque estaba programada para la semana siguiente, después de 45 días de internación por fin me la podía llevar a casa!!!  Se venía un gran desafío porque ya no iba a contar con la gran ayuda de las enfermeras, era el comienzo de transitar un nuevo camino en mi vida: el de ser mamá.

Quiero agradecer al hermoso grupo humano que conocí en estos 45 días en Neo, compuesto por mi obstetra Luis Benbenuto, los médicos de Neo de la Trinidad Mitre, las mamás luchadoras y maravillosas y un agradecimiento especial a las enfermeras que con su gran vocación me dieron su apoyo, conocimiento y me trasmitieron confianza.

 

Bebés en camino: ¿Crees que Bebés en camino ha contribuído en algo durante tu embarazo?

Natalia: Bebés en camino me fue enseñando mes a mes la evolución del bebé, los controles obstéticros que debía realizarme y la opinión y dudas de las mamás que escribían a la página también me sirvió para aclarar dudas y muchas veces lloré de emoción por lo que escribían.

Quiero darle las gracias a Bebés en Camino por responderme e interesarse cuando les conté muy triste que mi bebé había nacido prematura y por esta oportunidad de poder contar mi experiencia vivida en Neo.

 

Queremos agradecer a Natalia, que ha confiado en nosotros para contarnos esta hermosa historia con final feliz, que seguramente ayudará a otras mamás que están atravesando este momento tan duro.    Nos alegra muchísimo que ella y Lucrecia, esa pequeña gran luchadora, ya estén disfrutando la vida juntas!!

 

Recuerda que si quieres contarnos tu "Historia de vida" puedes enviarnos un mail a historiasdevida@bebesencamino.com

 

 

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 1 comentario
Comentarios

Publicado el 10/04/14 monochromatic_love
Miembro   Consejera   Amiga   Consejera experta  

Que alegría que todo ah salido bien! Que fuerza la mami!! La verdad son todo un ejemplo de esperanza, muchas bendiciones a esa familia y a disfrutar de ese ángel tan hermoso!

Responder
Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad