Publicidad
Publicidad

Enfermedades exantemáticas o eruptivas: sarampión El sarampión es una enfermedad exantemática o eruptiva. Es producido por un virus y se transmite de persona a persona, por contacto directo con secreciones respiratorias, aunque en algunos casos puede transmitirse por vía aérea, pero a corta distancia.

Sarampion
Articulos relacionados

El sarampión es una enfermedad exantemática o eruptiva.  Es producido por un virus y se transmite de persona a persona, por contacto directo con secreciones respiratorias, aunque en algunos casos puede transmitirse por vía aérea, pero a corta distancia.

Antes de la aparición de la vacuna, prácticamente  toda la población había contraído el sarampión al término de la adolescencia. El sarampión es una enfermedad que puede ser erradicada del mundo ya que afecta sólo al hombre, deja inmunidad permanente y tiene una excelente vacuna para combatirla. Por esto mismo la epidemiología del sarampión ha cambiado mucho, erradicándose por completo en muchos países.

 

Incubación

El periodo de incubación en general es de 10 días. El momento de contagio de la enfermedad comienza 1 o 2 días antes del brote hasta 5 días después del mismo. Se trata de una enfermedad de comienzo agudo, es epidémica, de muy alta contagiosidad.

 

Síntomas

Se caracteriza por fiebre, coriza, catarro bronquial y conjuntival (denominado triple catarro, conjuntival, nasal y faringolaringotraqueobronquial). Esta primera etapa dura 3-4 días. A continuación se produce una erupción en la boca muy característica, continuando con erupción en la piel con pequeñas manchas rojas que comienzan en la cara y tronco y se extienden a los miembros. Éstas se tornan color ocre o café con leche, con descamación posterior. Este periodo dura 4 o 5 días y coincide con el pico máximo de fiebre.

La erupción y la fiebre desaparecen gradualmente durante el séptimo y décimo día, desapareciendo los últimos rastros de las erupciones generalmente a los 14 días, con descamación de la piel.

 

Complicaciones

Se trata de una enfermedad seria que puede provocar complicaciones respiratorias graves. No existe terapia específica para el tratamiento de la enfermedad, sin embargo, se puede prevenir la enfermedad mediante la vacunación.

 

Prevención

En los países desarrollados, la mayor parte de los niños están inmunizados contra el sarampión a la edad de 18 meses, generalmente como parte de la vacuna triple viral  (sarampión, paperas y rubéola).   

La primera dosis debe aplicarse al año de vida y a los 6 años de edad debe aplicarse una segunda dosis.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad