Publicidad
Publicidad

¿En qué momento los niños comprenden el significado del NO? Aunque crees que aún tu niño es muy pequeño, antes de los 12 meses comienzan a comprender el significado del NO. Por este motivo es importante que no utilicemos esta palabra en forma indiscriminada y solo lo hagamos cuando sea necesario.

Bigstock-upset-toddler-5613588
Articulos relacionados

 A la hora de comenzar a poner límites los padres nos preguntamos si nuestro niño comprende cuando le decimos que NO.  Según la Tabla Haizea-Levant el 50% de los niños comprenden una prohibición cuando tienen 8,3 meses, el 75% lo entiende cuando tienen 10,4 meses y el 95% de los niños ya lo entienden cuando tienen 14,8 meses. Es decir, hasta los 15 meses no se puede decir que casi todos los niños entienden una prohibición.

El NO siempre debe ser claro, conciso, concreto y dirigido exclusivamente al niño.  Siempre debemos utilizar este término cuando queremos que nuestro pequeño evite una situación de riesgo.

Estrategias para que entienda lo que significa NO

Cuando necesitemos utilizar el NO  debemos hacerlo  sin alterarnos, muy despacio y mirándole a los ojos, (incluso habrá que agacharse para ponerse a su nivel).

Debemos usar frases muy sencillas  y cortas, por ejemplo: “No debes tocar eso…” y acompañarlas de gestos que puedan entender (en este caso, retirar su mano con un movimiento suave).

Esta forma de transmitir el NO a tu niño es sencilla y correcta, pero no creas que surtirá efecto a la primera vez.  Deberás repetirla las veces que sea necesario, recuerda que la educación requiere consistencia y constancia.

 

 

Poner límites es fundamental

Conseguir que tu niño responda al «NO» debe ser una de las prioridades de los padres cuando sus hijos llegan al año.  Siempre debemos utilizar el NO para alejar el riesgo de nuestro pequeño.  No se trata de utilizarlo para reprimirlo ni retarlo sino para cuidarlo.

Recuerda que los límites son imprescindibles para que el niño se sienta seguro y tranquilo. Con ellos sabrá qué puede hacer y qué no.

 

 

Todos debemos estar de acuerdo en que normas aplicaremos en el hogar

Una de las tareas más difíciles es acordar cuales son los límites que aplicaremos a nuestro niño, para esto debemos tener en claro cuáles son las situaciones que pueden ponerlo en riesgo.

Los límites deben ser claros y consistentes, es importante respetar las rutinas (la hora de las comidas, el baño, la cama) y las normas (no se escribe en las paredes, no debemos tocar los enchufes, etc).

 

Mejor un premio que un castigo

Es importante trabajar con el estímulo positivo, debemos felicitarle cuando cumple las normas. Eso no significa que no haya que corregirle.

Cuando debamos reprender a nuestro niño deberemos hacerlo en forma tranquila y calma y siempre que se produzca el hecho que queremos evitar.  Por ejemplo:  Si no es correcto que tu niño muerda, cada vez que muerda deberemos reprobar su conducta aunque sepamos que no es lo mismo que muerda a un compañero en el colegio que nos muerda a nosotros.  El discurso que demos a nuestro niño debe ser siempre el mismo, no es correcto morder a otra persona.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad