Publicidad
Publicidad

¿Las caricias disminuyen el efecto del estrés? Los científicos de las universidades de Liverpool, Manchester y Kings College de Londres, han encontrado que las caricias de mamá disminuyen los efectos que el estrés vivido durante el embarazo ejerce sobre el desarrollo temprano del bebé.

Stock-photo-little-adorable-baby-touching-his-tiny-feet-51999007
Articulos relacionados
Últimos comentarios

Los científicos de las universidades de Liverpool, Manchester y Kings College de Londres, han encontrado que las caricias de mamá disminuyen los efectos que el estrés vivido durante el embarazo ejerce sobre el desarrollo temprano del bebé. 

Investigadores de todo el mundo han estado estudiando si el estrés durante el embarazo puede causar problemas emocionales y de comportamiento durante la infancia. La atención se centra ahora en investigar cómo los padres pueden alterar estos efectos causados sobre el niño después del nacimiento.

Los científicos creen que el estrés en el embarazo puede tener consecuencias en la vida del bebé mediante la reducción de la actividad de los genes que juegan un papel en la respuesta al estrés. Los estudios realizados hasta ahora han demostrado que las caricias ejercen un efecto sobre el bebé que permitiría revertir este efecto y aumentar la actividad de estos genes. 

Algunos estudios sugieren que los efectos del estrés prenatal sobre el desarrollo de un bebé dependen del tipo de ambiente en el que se encuentra el niño. Se cree que algunos niños pueden ser más propensos a presentar altos niveles de miedo o ira.

El equipo de Liverpool, Manchester y Londres siguió las madres primerizas desde el embarazo hasta los primeros años de la vida de los niños.  Se demostró que los vínculos entre los síntomas de la depresión durante el embarazo y la presencia de emociones posteriores infantiles como miedo, enojo, y la respuesta cardíaca al estrés medidos a los siete meses de edad se ven modificados  por la frecuencia con que la madre acariciaba a su bebé en la cabeza, espalda, piernas y brazos en las primeras semanas de vida. Los resultados sugieren que acariciar al bebé puede alterar la actividad del gen.

Actualmente se está realizando el seguimiento de los niños evaluados en el estudio para ver si los informes iniciales sobre el efecto de las caricias maternas continúan haciendo una diferencia en el desarrollo posterior del niño.

El objetivo final de este estudio es determinar si se debe recomendar que las madres que han sido sometidas a estrés durante el embarazo que intensifiquen el contacto con el bebé desde los primeros minutos de vida.

De todas formas, sean cuales fueren los resultados de estos estudios, sabemos que todo el amor y cariño que podamos brindarle  a nuestro bebé siempre tendrá un efecto beneficioso en su desarrollo y su personalidad.

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 1 comentario
Comentarios

Miembro   Consigna Pampers  

Yo acaricio a mi bebe mientras la lacto, la baño, es un momento tan sublime el contacto de mis manos con su piel de bebe.

Responder
Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad