Publicidad
Publicidad

El día que trajeron al bebé y mi vida cambió... No es fácil la adaptación que deberás realizar para acostumbrarte a convivir con el nuevo integrante de la familia. Lo mismo sucederá con la mascota de la casa, quien se deberá hacer a la idea de que ya no contará con tantos privilegios y atención como antes de la llegada del bebé.

Mascota_y_bebe
Articulos relacionados
Últimos comentarios

Hace una semana que nació el bebé.  Durante los días que ellos estuvieron en la internación estuve un poco deprimido, pero cuando los vi llegar con el pequeñito en brazos me dio mucha alegría.

Lentamente, mi dueño me lo acercó para que lo pudiera ver y me dejó olfatear sus piecitos diminutos.  Desde ese momento supe que había ganado un nuevo y gran amigo y que nunca me separaría de él.  Ahora entiendo que mi misión es cuidarlo, protegerlo y acompañarlo.

 Un bebé da mucho trabajo,  mientras el toma su leche, yo me siento a los pies de mi dueña hasta que terminan con el famoso “provechito”, luego toca cambiarle el pañal y yo espero pacientemente hasta que toca llevarlo al tacho de basura.  Ese es el momento en el que se que recibiré una palmada como recompensa por mi buen comportamiento. 

Mi nuevo lugar para dormir es debajo de la cuna,  ya que cuando el bebé llora, yo soy el encargado de alertar a mi dueña para que lo vaya a consolar.  Estos días son de mucho trabajo, poco sueño y  poco juego… Pero sé  que cuando este pequeñito crezca un poquito mas recompensará toda la paciencia que estoy teniendo con su amor.

Nunca  dejen a una mascota junto con el pequeño sin supervisión, ya que no todos los perros son todo lo pacientes y obedientes que debieran ser y los accidentes deben ser prevenidos y evitados a tiempo.

Tampoco es conveniente que las mascotas  laman la carita o las manos de los bebés ya que su sistema inmune aún no se encuentra completamente maduro.  Siempre es conveniente que  luego de tocarnos a nosotros laven sus manos con  un jabón antibacterial y coloquen alcohol en gel antes de interactuar con el bebé.

En relación a los gatos, hay que tener precaución de que no intente salta dentro de la cuna del pequeño  ya que podría lastimarlo e incluso asfixiarlo.

En tu experiencia: ¿Cómo resultó la integración de tu bebé con tu mascota?

 

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 2 comentarios
Comentarios

Miembro   Amiga   Consejera   Consejera experta  

16

aaww yo en 2 meses tendre a mi pequeña y aun no se como reaccionara sanson pues desde hace años toda mi atencion es suya... yo espero que sea como la nota y tenga mucha paciencia.

Responder
Publicado el 19/07/12 tatiana ramirez rozo
Miembro  

TENGO UN BEBE DE 3 MESES Y MEDIO Q SE LLAMA JULIAN Y LA INTEGRACION CON MI MASCOTA HA SIDO BUENA... AUNKE CONFIESO Q TENIA UN POCO DE MIEDO XQ MI PERRO MATTIAS ES CELOSO YA Q YO LE DABA TODA MI ATENCION DESDE Q ERA UN CACHORRO ERA EL BEBE JAJAJAJA .... PERO ME TIENE MUY SORPRENDIDA XQ SE PORTA BN. LE HUELE LOS PIES A JULIAN Y SE LOS LAME TBN.... Y SI EL BEBE ESTA SOLO EN LA HABITACION Y LLORA MATTIAS SON AVISA :) Y GRUÑE SI ALGUIEN ESTA REGAÑANDO EN JUEGO A JULIAN JAJAJAJ ES UNA TERNURA

Responder
Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad