Publicidad
Publicidad

Desarrollo de la cognición: tu bebé de 1 a 3 meses Tu bebé rápidamente comienza a comprender como lograr tu atención y que determinadas acciones tienen su efecto

Dsc_0876
Articulos relacionados

Su mundo como una familia está empezando a tomar forma, ya que tu bebé empieza a darse cuenta de que hay orden y reglas en su mundo. Su memoria es más larga, sus habilidades se están desarrollando y está empezando a entender los fundamentos de la causa y el efecto.

Cuando tu bebé tiene hambre, llora. El pecho o el biberón pronto aparecen. Esto le proporciona exactamente lo que necesita. Como esta rutina se repite, tu bebé pronto reconoce el patrón. Él todavía no entiende cómo se produce este "milagro", pero ha aprendido que hay una asociación tangible entre llorar y conseguir alimento.  

Para el final del tercer mes, la comprensión de tu bebé de relaciones causales simples se hará aún más evidente. Mientras juegas con los juguetes, por ejemplo, te darás cuenta de que los movimientos accidentales de la mano pronto se convierten intencionales. Esto indica que ahora tu bebé entiende la relación causal entre una acción - extiendo mi mano - con el resultado  - mi juguete favorito hace ruido.

Como el comportamiento de tu bebé se vuelve menos al azar, comienza a entender que él posee el control también!   Por ejemplo, las primeras veces llevarse el pulgar a la boca pueden ser por accidente. Pero puedes apostar que tu bebé va a tratar poco a poco a repetir esta experiencia agradable una vez que ha ocurrido; primero por ensayo y error y luego con toda intención.

 

Pequeños consejos


Deja que tu bebé controle su medio ambiente, facilítale objetos que puede manipular, tales como juguetes colgantes. Su manipulación le ayudará a entender las relaciones causales.

Evita el exceso de estimulación,  tu bebé no puede concentrarse en más de una actividad a la vez, y sólo por un tiempo muy corto. La sobre-estimulación puede causar fácilmente la angustia

 

Logros


-Empieza a entender la conexión entre llorar y tener sus necesidades satisfechas.

-Espera que determinadas situaciones familiares ocurran, o sea, comienza a succionar antes de que el biberón o el pecho se acerquen a la boca.

-Muestra señales de comprensión de causa y efecto.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad