Publicidad
Publicidad

¿Cuándo disminuye la fertilidad en la mujer? El desconocimiento es uno de los principales problemas de fertilidad. Muchas parejas ignoran qué factores pueden afectar sus posibilidades de embarazo. Uno, quizás el más importante, es la edad de la mujer. Con el paso de los años, disminuye la fertilidad.

Smutek_lekarz_para
Articulos relacionados
Últimos comentarios

El desconocimiento es uno de los principales problemas de fertilidad. Muchas parejas ignoran qué factores pueden afectar sus posibilidades de embarazo.   Uno, quizás el más importante, es la edad de la mujer. Con el paso de los años, disminuye la fertilidad.

Es importante tomar conciencia de que la cantidad, la calidad y el potencial reproductivo de los óvulos de la mujer disminuyen con el paso del tiempo.

La mujer posterga la maternidad para cumplir sus logros personales como estudiar o trabajar, sin pensar en su reloj biológico.   A medida que pasan los años, y más abruptamente desde los 35 ó 37, va disminuyendo la capacidad de procrear de la mujer por la  disminución de su reserva ovárica (el número de óvulos que conserva en el organismo), pero a su vez con el tiempo se reducen también la calidad y el potencial reproductivo de esos ovocitos.

No se puede  saber cuánto tiempo puede tomarle a una pareja concebir, por eso es importante que no se retrase mucho la búsqueda. Además, en el caso de que aparezca algún problema, ese camino puede llevar meses o años. Es de suma importancia la consulta inmediata: si el embarazo no llega en el curso de un año en mujeres de menos de 35 años, hay que hacer la consulta, y en mujeres de más de 35 años, si la concepción no se logra tras seis meses de búsqueda. El diagnóstico rápido y correcto es fundamental para poder saber contra qué luchar y obtener el tratamiento adecuado.

 

La disminución de la reserva ovárica 

A diferencia de los hombres, que producen espermatozoides constantemente, las mujeres nacen con todos los ovocitos (óvulos) que van a utilizar durante su vida. Cuando alcanzan su primera menstruación, tienen cerca de 400 mil óvulos para utilizar durante toda su vida reproductiva. Cada mes, un número determinado de folículos comienza a crecer, sólo uno madura lo suficiente como para ovular y liberar el ovocito y el resto de los folículos se atrofian y se pierden. Esto quiere decir que el número de folículos y de óvulos va disminuyendo progresivamente mes a mes, situación que se hace más evidente a partir de los 35 años.

También se observa que a medida que disminuye la reserva ovárica, la calidad y el potencial reproductivo de los óvulos que quedan en el ovario también son menores. Por lo tanto, se incrementan la incidencia de abortos espontáneos y el riesgo de alteraciones cromosómicas, con la posibilidad de nacimientos de chicos con algún trastorno en madres de edad avanzada.

Hay exámenes sencillos que nos pueden indicar si la fertilidad femenina está decayendo. A través de un análisis de sangre, se pueden evaluar los niveles de dos hormonas (folículo estimulante -FSH- y estradiol). De acuerdo con los resultados de estos “marcadores” de reserva ovárica, es posible saber qué está pasando en el ovario.  Con esta simple determinación hormonal,  se puede conocer la  reserva ovárica  y decidir si puede seguir postergando un poco su deseo de maternidad o, en caso de que esté intentando concebir, analizar si es el momento indicado para iniciar algún tipo de tratamiento o si puede seguir intentándolo por métodos naturales.

 

La importancia del tratamiento indicado

La pérdida de tiempo puede ser un factor determinante en las dificultades para concebir. Por ello es tan importante que el ginecólogo realice un diagnóstico precoz y preciso. Muchas parejas intentan procrear durante años y pierden un tiempo valioso, dado que se puede caer en el error de aducir causas meramente emocionales para no embarazar o tener el concepto erróneo que mientras se menstrúa existe la posibilidad de embarazo

En general, sólo el 20% de las parejas que consultan por esterilidad, requieren de tratamientos complejos, mientras que el 80% soluciona su problema de manera muy sencilla y no invasiva. Lo importante es realizar un correcto diagnóstico de cada uno de los diferentes factores que influyen en la fertilidad y adaptar los tratamientos a los resultados que van surgiendo. Si lo que está sucediendo es la aparición de algún germen, se resuelve con un simple tratamiento antibiótico, por ejemplo. Hay distintos factores que influyen, pero muchos pueden tener una solución rápida, básica y económica.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Más información sobre:

Publicidad

Hay 1 comentario
Comentarios

Publicado el 04/01/15 defranciscomargarita
Miembro  

Hola: En mi caso muchos hacían referencia a mi edad, otros a mi falta de óvulos y otros adjudicaban mi imposibilidad de quedar embarazada a mi infertilidad. Lo cierto es que decidí priorizar mi carrera profesional, y quizás una vez que quise quedar embarazada, ya era demasiado tarde. Mi esposo me respaldó en todo momento, a pesar de querer ser padre mucho antes que yo. La única solución que nos planteaban era la de realizar un embarazo asistido. Pero yo quería que nuestro hijo naciera de manera natural. Hace 15 días nació mi primer hijo. Mi esposo y yo estamos realmente felices. Queremos recomendar este libro a todas aquellas personas que estén atravesando una situación similar a la nuestra. No se arrepentirán!". http://www.universiaglobal.com/crianza_familia02.htm

Responder
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad