Publicidad
Publicidad

Contacto con rubéola durante el embarazo La rubéola es una enfermedad infantil clásica y altamente contagiosa que puede dar lugar a epidemias en guarderías y colegios. Se trata de una enfermedad viral, que genera anticuerpos una vez pasada la misma. El contagio durante el embarazo puede tener consecuencias severas para el desarrollo del feto.

Pregnant_woman2
Articulos relacionados

 

La rubéola es una enfermedad infantil clásica y altamente contagiosa que puede dar lugar a epidemias en guarderías y colegios. Se trata de una enfermedad viral, que genera anticuerpos una vez pasada la misma.  El contagio durante el embarazo puede tener consecuencias severas para el desarrollo del feto.

La infección por el virus de la rubéola, un virus de la familia de los togavirus  se disemina a través  del sistema linfático y allí se multiplica. Desde el momento de la infección hasta que aparezca un brote pueden pasar de dos a tres semanas.  

Si ya has pasado la rubéola mientras eras niña o te has vacunado, no te preocupes ya que no te contagiarás durante el embarazo. El organismo produce anticuerpos contra este germen por lo cual, estás a salvo de una re-infección. Sin embargo si padeces por primera vez la infección por rubéola durante el embarazo, puede causar un grave daño en el bebé, debido a que el virus puede atravesar barrera hemato-placentaria y llegar al bebé.

Riesgos para las mujeres embarazadas y los bebés

Si nunca has tenido contacto con la rubéola y no te has vacunado, tu organismo  no ha desarrollado anticuerpos contra este virus.   Si te contagiaras la enfermedad durante el embarazo, el bebé puede sufrir consecuencias graves.

En el primer mes de embarazo  la tasa de malformaciones en los fetos infectados es del 50 al 60 por ciento. La mayor probabilidad de sufrir lesiones graves está entre las semanas 11 y 17.  

Formas de detección y diagnóstico prenatal

Ante una infección por rubéola en la pubertad, se desarrolla inmunidad para cuando exista un embarazo. Si vacunas a toda la familia contra esta enfermedad, debes esperar tres meses después de la vacunación para quedar embarazada.

Si una mujer embarazada entra en contacto con alguien que padece el virus de la rubéola sin la protección adecuada, se le puede inyectar inmunoglobulinas contra la rubéola, que son para prevenir la infección.

Se puede detectar una infección del niño a través de las medidas de diagnóstico prenatal invasivo. Para ello el médico puede consultarlo a través de un muestreo de vellosidades coriónicas   o una amniocentesis.  A partir de la semana 22 de embarazo se puede realizar un análisis de la sangre del feto.

Los síntomas de la rubéola

Los signos típicos de la rubéola incluyen:  una erupción de manchas en la piel que se extiende desde la cara a todo el cuerpo. A menudo es acompañada por fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos. Además,  pueden presentarse  dolores de cabeza,  dolor en las articulaciones e inflamación

Los tratamientos para la rubéola

No existe una terapia eficaz contra la rubéola, sólo se pueden aliviar los síntomas.  Si se sospecha la infección en una mujer embarazada, las inmunoglobulinas sólo pueden ser administradas dentro de los primeros 7 días con el fin de prevenir una infección en el feto.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad