Publicidad
Publicidad

¿Cómo se trata la ingurgitación mamaria? La ingurgitación mamaria se produce cuando no existe un vaciado correcto de la mama. Esta acumulación de leche impedirá el normal drenaje linfático por lo cual se producirá un edema importante.

Akcesoria
Articulos relacionados
Últimos comentarios

Los síntomas de la ingurgitación mamaria son, aumento de la tensión mamaria, dolor, aréolas aplanadas y en algunos casos unas líneas de fiebre.

Es importante destacar que conductas son útiles para prevenir la ingurgitación mamaria:

-Asegurar un correcto agarre y sución del bebé.  Probar posturas diferentes posturas para colocar al pequeño durante la succión.
-Aplicación de frío entre tomas (compresas, bolsa de hielo, etc.).
-Dar el pecho frecuentemente para facilitar el vaciado.
-Realizar masaje a la mama y aplicar calor local antes de la toma, para favorecer el reflejo de eyección.
-Completar el vaciado de la mama al finalizar la toma (manualmente o con el sacaleches).

Existen dos tipos de ingurgitación:

 Ingurgitación areolar: El edema  se ubica en la areola haciendo que el pezón se aplane, el agarre es dificultoso y muy doloroso, y los conductos galactóforos no se vacían bien.

Ingurgitación periférica: afecta a la zona que rodea los lóbulos mamarios y los conductos galactóforos impidiendo la salida de la leche por la compresión de los conductos. Las mamas están  está muy inflamadas, brillantes, tensas, y hay dolor en todo el pecho.

Recomendaciones:

o   En el caso de la ingurgitación areolar es útil una técnica llamada  Presión inversa suavizante, donde usando las yemas de los  dedos índice, mayor y anular de ambas manos,  se ejerce una suave presión a los lados del pezón hacia el interior de la mama.  Esta maniobra te ayudará a vaciar la leche de la región retroareolar y permitir que el bebé se prenda del pezón.

o   En el caso de la ingurgitación periférica se recomienda una ducha tibia y realizar un vaciamiento manual para aliviar la congestión y facilitar la salida de leche.  A continuación, con menos tensión, se podrá prender el bebé al pecho mas fácilmente.

o   Entre mamadas utilizar compresas frías para disminuir el edema.  No debe colocarse el frío sobre la areola o el pezón.

o   Cuando el bebé termine de succionar extraer la leche residual con sacaleches o de forma manual

o   No se recomienda utiliza el uso de sacaleches a priori ya que podría generar mas edema y mas congestión en la mama.  Si el bebé puede prenderse al pecho es lo ideal, pero si no pudiera, se recomienda iniciar en primera instancia el vaciamiento manual bajo la ducha de agua tibia.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad
Hay 1 comentario
Comentarios

Publicado el 17/01/13 sabrina_claroledesma
Miembro  

a mi en el primer embarazo..me acuerdo que se me pusieron las mamas totalmente duras y me dolían mucho..como hacer para que no me pase lo mismo,o como solucionarlo.gracias!!!

Responder
Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad

Ultimas publicaciones

Publicidad
Publicidad