Publicidad
Publicidad

Previniendo el contagio en la guardería

Art_toddler02_025_w640
Publicado en la comunidad Primer Bebé

Cuando decidimos llevar a nuestro pequeño  a una guardería o jardín maternal, tenemos que estar preparadas y ser conscientes de que el primer año se va a contagiar y pasará bastantes días enfermo en casa.  ¿Se puede minimizar el riesgo de contagio?

Es normal que como madres intentemos obviar este tema o pretender que nuestro pequeño no se contagiará al contacto con los otros niños, la realidad es que esos contagios se producirán y contribuirán a que tu hijo desarrolle sus propios anticuerpos para defenderse de las futuras enfermedades.

De todas formas, debes asegurarte que al elegir una guardería o jardín para tu hijo, se cumplan algunas normas que servirán para minimizar el grado de transmisión de enfermedades entre los niños.

Cada centro debe contar con normas escritas para el manejo de las enfermedades de los niños y docentes y empleados.

  • Las superficies donde se cambian pañales deben higienizarse entre usos o en su defecto deben cubrirse con un papel que se cambie después de cada uso. Si la superficie se moja o se ensucia se la debe limpiar y desinfectar.
  • Los procedimientos para cambiar pañales deben estar expuestos por escrito en el área donde se efectúa el cambio.  Deben existir contenedores adecuados para descartar los pañales sucios.
  • Las áreas destinadas al cambio de pañales nunca deben estar ubicadas en las áreas en las que se preparan o almacenan los alimentos.
  • En los jardines debe estimularse el uso de inodoros para niños o el acceso con escalones y asientos de inodoros modificados que permitan mantener más fácilmente la posición.
  • El personal debe desinfectar y lavar los inodoros y las áreas destinadas al cambio de pañales con una solución desinfectante que se aplicará durante dos minutos y luego se enjuagará y se secará.
  • Debe existir un procedimiento de lavado de las manos que es la medida aislada más importante para prevenir las infecciones.
  • Los niños deben tener acceso a piletas, dispensadores de jabón y toallas de papel descartables apropiados para su altura.
  • Es preciso que existan reglas de higiene personal escritas para los miembros del personal y los niños.
  • Deben existir procedimientos escritos de higiene ambiental  que deben incluir la limpieza y la desinfección las instalación y la limpieza y desinfección de los derrames de sangre, vómito, orina, etc.
  • Los elementos que los niños utilizan para dormir deben ser de uso exclusivo de cada niño y deben estar en perfectas condiciones de aseo.
  • Los juguetes que los niños utilizan deben ser limpiados y desinfectados diariamente.
  • Las mesadas y superficies donde se preparan alimentos deben ser desinfectadas antes y después de cada uso. 
  • Las personas que se ocupan del cambio de pañales o la limpieza de los baños no pueden manipular los alimentos que se administrarán a los niños y si debieran hacerlo deberán someterse a un exhaustivo lavado de manos y desinfección con alcohol en gel.
  • Los padres que detecten que sus hijos tienen fiebre o algún malestar no deberán mandarlo al colegio o guardería para cortar la cadena de contagios.
  • Es conveniente evitar el uso de chupete en los casos que sea posible.

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

¿Qué opinas?

Publicidad
Loguéate para opinar sobre este tema

Publicidad
Publicidad
Publicidad