Publicidad
Publicidad

¿Cómo manejar la fobia a la sangre en el embarazo? La fobia a la sangre, inyecciones y daño se define como un temor acusado y persistente. La exposición a dicha situación u objeto provoca en la persona una respuesta inmediata de ansiedad, lo cual lleva a la evitación o a soportarlo con gran malestar.

Fobia-embarazo
Articulos relacionados

 La fobia a la sangre, inyecciones y daño se define como un temor acusado y persistente. La persona se da cuenta de que es excesivo o irracional, y se desencadena por la presencia o anticipación de un objeto o situación específicos, por ejemplo: visión de sangre, administración de inyecciones, realización de algún estudio invasivo, visitas a hospitales o médicos y/o enfrentarse a operaciones. La exposición a dicha situación u objeto provoca en la persona una respuesta inmediata de ansiedad, lo cual lleva a la evitación o a soportarlo con gran malestar.

Este tipo de fobia presenta una incidencia marcadamente familiar y suele caracterizarse por una intensa respuesta vasovagal. Esta se relaciona con una respuesta bifásica donde, en un primer momento, se incrementa  la presión sanguínea y la tasa cardíaca, para luego generarse un rápido descenso de estos parámetros. En ese momento puede producirse el desmayo o la sensación de mareo.

La intensidad de este tipo de fobia es variable. Hay mujeres que temen y se sienten incómodas frente a algún estudio o intervención, hasta casos extremos de mujeres que renuncian a la maternidad o posponen su embarazo, por esta razón.

La buena noticia es que existen tratamientos específicos, breves y muy eficaces.

El inicio siempre es el deseo de la mujer de superar su problema. Luego se realiza una consulta con un psicólogo especialista en trastornos de ansiedad y comienza el trabajo terapéutico.

El tratamiento es muy activo de parte del terapeuta y del paciente. Se trabaja con técnicas de psicoeducación, relajación y visualización.

Las más importantes son la exposición gradual a la situación temida y la tensión de los músculos en los momentos clave. La persona se entrena para lograr tensar los músculos, evitando de esta manera, la bajada de presión arterial, de la tasa cardíaca y el desmayo.

Cuanto antes se realice un tratamiento adecuado, menos alterará su calidad de vida.

Si desea ser mamá, logrará buscar el embarazo eliminando el estrés, la ansiedad y los miedos causados por esta fobia.

Si está embarazada, logrará vivirlo plenamente.

Si es mamá, disminuirá las probabilidades de que su hijo la imite.

Las vivencias y la experiencia de ser mamá bien valen estos esfuerzos.

 

Lic. M. Verónica Tamburelli

ProMamás

Banner-promamas

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad