Publicidad
Publicidad

¿Cómo elegir un extractor de leche adecuado? Si estás amamantando a tu bebé, lo más probable es que quieras que obtenga los beneficios de tu leche, incluso cuando tú no estés disponible. Ya sea porque te estás preparando para volver al trabajo como si quieres que otra persona lo alimente mientras sales o mientras descansas, un extractor de leche puede ser de gran ayuda.

Tommee_tippee_closer_to_nature_electric_breast_pump_0038b198
Articulos relacionados

Si estás amamantando a tu bebé, lo más probable es que quieras que obtenga los beneficios de tu leche, incluso cuando tú no estés disponible. Ya sea porque te  estás preparando para volver al trabajo como si quieres que otra persona lo alimente mientras sales o mientras descansas, un extractor de leche puede ser de gran ayuda.

Existen diferentes tipos de extractores de leche. Sea cual sea el que elijas es buena idea tenerlo en casa unas semanas antes de que realmente lo necesites utilizar.

Es una buena idea empezar a sacarte la leche y darle a tu bebé  un biberón de vez en cuando  una vez que esté establecida la lactancia, cuando ya tenga 3 ó 4 semanas de edad, ya que muchos bebés  lo rechazan  cuando se les ofrece más adelante. Para mantenerlo predispuesto, ofrécele el biberón con 30 ó 60 ml de leche al menos cada tres o cuatro días.

 

¿Qué tipo de extractor de leche es el más conveniente?

Hay muchas marcas y modelos de extractores de leche, pero se dividen en dos categorías básicas: los eléctricos  y los manuales . Aunque algunas mujeres usan extractores de ambas clases — uno eléctrico para diario y otro manual para llevar en viajes cortos — la mayoría de las mamás tendrá una marcada preferencia por uno o el otro.


Extractores eléctricos

Los extractores de leche eléctricos son muy prácticos para las mamás que regresan a trabajar a tiempo completo. Estos extractores son completamente automáticos,  realizan una extracción rápida, tienen niveles de succión ajustables para  evitar molestias en los pezones y capacidad de extraer leche de ambas mamas al mismo tiempo.

Algunos modelos nuevos incluso imitan el ritmo de succión del bebé.  Dentro de los modelos eléctricos hay algunos que son más económicos, pero que no son tan eficaces para sacar leche como los que tienen más potencia.

Existen modelos que incluso funcionan con pilas  o se pueden recargar con el encendedor del coche.  Ambas opciones son muy prácticas si te sacas leche fuera de casa o en una habitación que no tenga toma de corriente eléctrica.

No es recomendable pedir prestado el extractor de leche de una amiga, o comprar uno usado, ya que la leche materna puede transmitir bacterias y virus, incluyendo hepatitis, VIH y citomegalovirus, que pueden contaminar los extractores.   Las gotas de leche pueden introducirse en las partes internas de estos extractores.

Los extractores que se utilizan en los hospitales no tienen este problema. Están diseñados para evitar que la leche materna se meta en el extractor. Así que, mientras los uses con tus accesorios personales, no hay riesgo de contaminación.

 

Extractores manuales no eléctricos

Los extractores manuales requieren que bombees un pistón o aprietes una palanca para crear la succión necesaria para vaciar el pecho. Estos extractores vacían solamente un lado a la vez y su uso puede requerir dos manos, aunque algunos están diseñados para usarse con una sola mano.

Algunas mamás sostienen que los extractores manuales se sienten más naturales y se asemejan más a la succión de un bebé, y que les gusta poder controlar la succión a mano.

Los extractores manuales por lo general son más económicos, más pequeños, más ligeros y silenciosos que los eléctricos. Y si quieres sacarte leche de un lado mientras alimentas a tu bebé en el otro, él probablemente será mas práctico.

A algunas mamás los extractores manuales les resultan útiles y fáciles de usar, mientras que otras sentirán que son lentos e incómodos.

No es conveniente utilizar los modelos parecen bocinas de bicicleta ya que las bombillas de goma pueden albergar bacterias perjudiciales.

 

¿Qué características debería tener un extractor?

Control de succión ajustable: Elige un extractor de leche que te permita ajustar la succión a un nivel que te sea cómodo. Algunos modelos manuales vienen con posiciones de palanca ajustables.

Eficacia: Si no tienes mucho tiempo libre quizás valga la pena pagar por un extractor que succione al menos 48 veces por minuto y tenga capacidad de recolección doble. Un modelo que te permita sacarte leche de ambos pechos a la vez reducirá el tiempo de extracción a menos de la mitad, de unos 30 minutos para ambos senos a unos 12 minutos. El bombeo doble también eleva la producción de leche al vaciar los dos pechos más completamente.

Facilidad de uso: Busca un extractor que sea fácil de usar, limpiar y montar. Si vas a llevarlo de un lado a otro, elige uno que sea ligero y compacto, con un buen estuche.

 

Accesorios que pueden resultar útiles

Los accesorios pueden ayudarte a usar tu extractor de una manera más eficaz y más cómoda. Por ejemplo:

• Una banda o un "sostén para extracción de leche": sostiene una botellita de recolección en cada pezón para dejarte las manos libres mientras te sacas leche de ambos lados.

• Bolsas o recipientes para almacenar la leche: para recolectar, almacenar y congelar tu leche.

• Protectores de pezones: protectores suaves que dan masaje al seno durante la extracción de leche, aliviando el dolor de los pezones y ayudando a incrementar el flujo de leche. Vienen en distintos tamaños para diferentes tamaños de pezones (la mayoría de los extractores vienen con los protectores incluidos)

• Un estuche térmico y bolsitas que se congelan: para mantener tu leche fría durante todo el día cuando no hay un refrigerador disponible.

• Bolsitas calientes o frías para el pecho: bolsitas llenas de gel que caben dentro del sostén especial para la lactancia y se pueden usar frías o calientes para aliviar el dolor o la inflamación de los senos.

• Crema de caléndula:  ayuda a aliviar el dolor de los pezones .

• Discos absorbentes para el sostén: discos desechables o lavables que absorben la leche y evitan que se moje o se manche la ropa.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad
Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad