Publicidad
Publicidad

Cojera en niños pequeños ¿debemos consultar con el médico? La renguera o cojera de aparición repentina en niños pequeños generalmente preocupa mucho a los padres. Es muy importante consultar con el pediatras quien podrá determinar la causa que da origen a este síntoma y administrar un tratamiento oportuno.

Babyfeet
Articulos relacionados

Es relativamente frecuente recibir consultas por reguera o cojera repentina del bebé.  De un día para el otro, el niño apoya menos la pierna para evitar el dolor, camina cojeando o incluso no quiere caminar.

Lo primero que debemos hacer es descartar un traumatismo (golpe, esguince) del que la familia no tiene conocimiento. Muchas veces el niño todavía no se sabe explicar  y el suceso puede haber ocurrido en la guardería o cuando estaba al cuidado de otra persona.

Debemos revisar el calzado y comprobar que cojea igual descalzo que con zapatos, muchas veces el problema es que el calzado es pequeño y la forma que el niño tiene de expresar esto es  negándose a caminar o cojeando.  Recuerda que entre el dedo más saliente del pie y  el final del zapato debe haber casi un centímetro.

Hay que revisar todas las articulaciones y reflejos para descartar enfermedades inflamatorias y neurológicas en estos casos suelen hallarse otros síntomas.

La causa más frecuente de renguera o cojera en niños pequeños es la sinusitis transitoria de cadera.  En estos casos existe un antecedente de catarro de vías altas y suele afectar la articulación de un solo lado.

 

En cualquier caso la valoración la debe efectuar un pediatra antes  de administrar antiinflamatorios y, en ocasiones, se necesitan estudios complementarios para llegar al diagnóstico definitivo.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Más información sobre:

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad