Publicidad
Publicidad

¿"Cargar" al bebé es igual a "malcriar" al bebé? Probablemente nuestros abuelos sostenían que cargar a los niños es sinónimo de “malcriarlos”, pero lo real es que según los estudios realizados por psicólogos y especialistas, al cargar a un niño y establecer contacto íntimo con él en sus primeras etapas, estamos formando un niño emocionalmente seguro y sano.

Baby-names-mom-and-laughing-baby1
Articulos relacionados
Últimos comentarios

Los bebés que se encuentran en pleno desarrollo, están adquiriendo nuevas experiencias que serán la base para sus futuros aprendizajes y para la formación de su personalidad.  Para que nuestro bebé crezca feliz y sano emocionalmente necesita recibir todo el afecto, amor y cuidados, lo cual se demostrará diciéndole constantemente cuanto lo queremos, abrazándolo y cargándolo.

El contacto corporal favorecerá el vínculo entre los papás y el bebé.  Además, al cargar a nuestro bebé, estamos favoreciendo su desarrollo neuronal, ya que este contacto íntimo permitirá que el bebé descubra diferentes sensaciones, favoreciendo su desarrollo sensitivo.

Cargar al bebé y establecer el contacto piel a piel, permite fortalecer el vínculo entre el pequeño y su mamá o papá, pues necesitará apoyarse en alguien y establecer el apego necesario.

Cuando el niño llora, se siente desprotegido, está pidiendo satisfacer alguna necesidad, puede sentir hambre, frio, estar estresado o simplemente quiere sentir el calor y la tranquilidad que le brindan los padres.  Al cargarlo y brindarle cariño los padres le transmitirán toda la seguridad y el afecto que necesita, se sentirá querido y fortalecerá su autoestima.

En los brazos de la madre, el bebé escucha, siente de muy cerca los latidos del corazón de su madre y “recuerda” cuando estuvo en el vientre materno y se siente más tranquilo.

El hecho de cargar al bebé favorece el desarrollo del equilibrio y el sistema vestibular al mantener al niño suspendido en el aire en los brazos de la madre y a través del balanceo. En estimulación temprana, esto es muy importante, puesto que para que el niño sea capaz de sentarse y caminar es necesario que sea capaz de mantenerse en equilibrio.

Cargar al bebé es importante para su desarrollo emocional, especialmente en el primer año de vida, no es malcriarlo.  En esta etapa, el bebé necesita sentir la seguridad y el calor de los padres.

Como padres percibiremos las señales de nuestro bebé, sentiremos cuándo necesita afecto, cuando se siente incómodo, temeroso o angustiado, es allí cuando necesitará todo nuestro apoyo.  Pasado el primer año de vida el bebé ya no requerirá tanta contención ya en esta etapa necesitará independizarse  ya que  tendrá mayor movimiento, comenzará a explorar los objetos e investigar lo que hay a su alrededor. Esto no quiere decir que se le quitará  el cariño y las demostraciones de afecto, acariciarlo, abrazarlo y demostrarle amor, fortalecerá su autoestima y lo deberemos hacer durante toda la vida de nuestros hijos.

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad
Hay 1 comentario
Comentarios

Miembro  

1

Con mi marido la tomamos en brazos cada vez que ella lo pide, es a demanda. Espero no sea contraproducente para ella. Es nuestra manera de demostrarle cuanto la amamos

Responder
Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad