Publicidad
Publicidad

Aspiración o ingestión de cuerpos extraños en los niños

5507717665_dd0f9cd197_z
Publicado en la comunidad Primer Bebé

Se dice que los accidentes más graves, son los que ocurren en el hogar. Es el caso de anillos, agujas, medallas y hasta pilas que pueden ser aspirados o tragados por los niños y provocar muerte por obstrucción de la vía aérea o asfixia. 

¿Cómo evitamos este tipo de accidentes? 

 La aspiración o ingesta por parte de bebés y niños de monedas, medallas, agujas, pilas y fragmentos de juguetes, entre otros cuerpos extraños, son una de las principales causas de muerte por asfixia en niños menores de 3 años. 

 Lo más peligroso es la ingesta de las llamadas pilas botón, las que se usan para relojes, porque por su composición son capaces de perforar el tabique nasal o los órganos del aparato digestivo en pocas horas, y requieren de atención médica inmediata.

Además de la historia clínica y el examen físico, los médicos deben realizar estudios complementarios cuando existe la posibilidad de que el niño haya aspirado  o ingerido un cuerpo extraño

Uno de los procedimientos más reveladores en estos casos es la endoscopía, ya que no sólo permite recorrer la vía aérea y el tubo digestivo para localizar el objeto en cuestión, sino también extraerlo y liberar al niño de ese elemento que puede resultar mortal.

El  pico de casos de este tipo se da en niños de entre 1 y 3 años, etapa en la que se llevan todo a la boca y no son conscientes del peligro. Por eso, los especialistas recomiendan a los padres evitar dejarles objetos pequeños a su alcance, píldoras, bijouterie o alhajas y no ofrecerles productos comestibles como maníes, caramelos duros o semillitas hasta que hayan superado el tercer año de vida.

Los expertos señalan también que los elementos extraños que se aspiran o tragan pueden quedar alojados en algún sector del aparato respiratorio o digestivo y permanecer allí largo tiempo, lo que puede provocar secuelas irreversibles, por ejemplo en el pulmón. Más habitual de lo que se cree, estos cuadros reciben el nombre de Síndrome del cuerpo extraño olvidado.

Hay que prestar atención cuando un chico presenta broncoespasmos o neumonías recurrentes  ya que pueden ser producto de la aspiración de un cuerpo extraño.

 

Signos de alarma

Es importante que prestemos mucha atención a un chico sano que pasa súbitamente al estado de enfermedad, con signos respiratorios o digestivos relacionados con la ingesta o aspiración de elementos.

Sofocación, arcadas, tos y ahogos son síntomas frecuentes en estos casos que deben motivar la consulta inmediata. También pueden presentarse vómitos, carraspera y silbidos en el pecho. En cualquier caso,  debemos  recurrir a un servicios de emergencia y no introducir los dedos en la boca del niño porque esto puede empeorar a aún más el cuadro.

Las autoridades sanitarias instaron a la comunidad a tomar dimensión del problema y prevenir que un chico sano muera súbitamente por asfixia.

 

Lo más importante: la prevención 

Los niños deben ser supervisados muy de cerca y debemos enseñarles que hay cosas que no pueden comer ni llevarse a la boca, a la nariz ni a los oídos  

Los padres debemos revisar si los juguetes son apropiados para la edad  del niño y debemos corroborar que no se desarmen fácilmente y que no haya objetos pequeños susceptibles de ser ingeridos al alcance de los más pequeños.

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

¿Qué opinas?

Publicidad
Loguéate para opinar sobre este tema

Publicidad
Publicidad
Publicidad