Publicidad
Publicidad

Alimentos que mejoran la inmunidad en los niños Existen alimentos que favorecen que tu pequeño tenga más altas sus defensas mientras que hay otros que conviene evitarlos.Desde ya que esto no impedirá que se enfermen pero si favorecerá que su recuperación se más rápida y el período de enfermedad sea más corto.

Blog-baby-healthy-food
Articulos relacionados

Existen alimentos que favorecen que tu pequeño tenga más altas sus defensas mientras que hay otros que conviene evitarlos.Desde ya que esto no impedirá que se enfermen pero si favorecerá que su recuperación se más rápida y el período de enfermedad sea más corto.

 

¿Qué es el sistema inmune?

El sistema inmune es el protector del organismo. Virus, bacterias, hongos… nuestros hijos están todo el día expuestos a ellos. Es importante saber cuáles son los alimentos que pueden ayudar a que su sistema inmunológico sea más fuerte para evitar infecciones, tan comunes en los niños.El secreto es: mejor nutrición, menos infecciones.

La primera barrera que los virus y bacterias encuentran son la piel y las mucosas, por tanto, es imprescindible que estén en buen estado.La segunda es la flora intestinal que actúa impidiendo el crecimiento de virus y bacterias.

 

¿Qué afecta al sistema inmune?

Aparte de la genética, el uso indiscriminado de antibióticos, el estilo de vida y la alimentación (aumento del consumo de grasas saturadas, azúcares, procesados y disminución de legumbres, fibra, pescado, frutas y verduras) repercuten en el sistema inmunológico de nuestros hijos.

 

¿Qué nutrientes necesitan para aumentar sus defensas?

  • Carbohidratos: Pan, pasta, arroz, legumbres, papas… proporcionan energía a las células inmunes.
  • Grasas: tienen un papel fundamental. Por ejemplo el omega 3 (pescado azul, frutos secos…) es un potente antiinflamatorio, al contrario que las grasas saturadas (carnes rojas, embutidos, etc) que reducen la respuesta inmunitaria. Son también muy beneficiosos el aceite de oliva y el omega 6 (aceite de girasol, frutos seco)
  • Proteínas: Un déficit proteico (Carne, pescado, huevos, queso, legumbres, cereales) está ligado a la disminución de la formación de las inmunoglobulinas y producción de linfocitos.
  • Vitaminas: Son muy importantes, aunque cabe decir que tampoco es bueno suplementarlas sin indicación médica ya que un exceso podría hacer el efecto contrario.
    • Vitaminas E y A: Legumbres, frutos secos, olivas, pescado, brócoli, zanahoria, calabaza, huevos
    • Vitamina C: Frutas y verduras como naranjas, limones, mandarinas, fresas, kiwi, papaya, brócoli, perejil y pimiento
    • Vitamina D:Pescado azul, lácteos no descremados, luz solar. 
  • Minerales: al igual que las vitaminas juegan un papel importante gracias a su capacidad antioxidante. 
    • El zinces uno de los más importantes y su carencia da lugar a infecciones, enfermedades autoinmunes y baja cicatrización de heridas.  Se encuentra en germen de trigo, semillas de girasol, frutas secas, legumbres, langostinos, huevos y quesos maduros.
    • Elhierro  se encuentra en legumbres, frutos secos, carne, pescado, huevos, perejil.
    • Elseleniopresente en marisco, huevos
    • Elcobre y el magnesiolo encontraremos en chocolate sin leche, frutos secos, legumbres, fruta seca, perejil.  Son esenciales para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

 

"Para que nuestros hijos tengan un buen nivel de antioxidantes en el organismo deberían comer un alimento crudo en cada comida (hortalizas o fruta)"

 

¿Qué otros alimentos necesitan para aumentar sus defensas?

Aparte de los alimentos nombrados anteriormente: perejil, brócoli, cítricos, frutos secos, legumbres, verduras, pescado azul, huevos… son igual de importantes estos otros:

  • La leche materna es además de un alimento, un sistema de comunicación entre el sistema inmune de la madre y el del bebé. Se sabe que los bebés alimentados con leche materna están más protegidos frente a infecciones agudas y crónicas y enfermedades autoinmunes.
  • Los alimentos funcionales, son los que benefician una o varias funciones del organismo, que mejoran el estado de salud o reducen el riesgo de padecer una enfermedad. Entre ellos están:
    • Los probióticos que son de origen microbiológico y estimula el crecimiento de otros microorganismos beneficiosos para el niño. Los podemos encontrar en yogures (lactobacillus y bifobacterias), leches fermentadas y  preparaciones farmacéuticas. Muy útiles en gastroenteritis y diarreas asociadas a antibióticos. La fibra prebiótica es el complemento ideal de los probióticos, ya que pueden hacer cambios favorables en la flora intestinal. Contienen fibra prebiótica la banana, el trigo, el ajo y la cebolla, entre otros.
    • El polen es un gran alimento, ya que concentra todos los nutrientes arriba mencionados (aminoácidos esenciales, minerales, vitaminas…). Se puede dar a partir de los 2 años.
    • La miel  suaviza la garganta, es antiinflamatoria, desinfectante y bactericida, pero puede utilizarse en niños a partir de un año.
  • Es importante que beban agua durante todo el día, eso ayudará a mantener las mucosas hidratadas.
  • Un exceso de sal, azúcar y grasa saturada, no ayudan en absoluto a que nuestros hijos tengan un sistema inmune fuerte, por tanto, intenta prescindir de gaseosas, jugos envasados y dulces, limita el consumo de carnes rojas y embutidos grasos.

 

¿Qué más podemos hacer? 

  • Evitar cambios bruscos de temperatura. No poner la calefacción demasiado alta y mantener un buen grado de humedad (La calefacción reseca mucho las mucosas).
  • No fumar en presencia de los niños.
  • No exponerlos a los virus. No porque se pongan más veces enfermos tendrán más defensas.
  • Ventilar la casa a diario, mejor a primera hora de la mañana. Con 10 minutos es suficiente.
  • Acostumbradlos desde pequeñitos a que se laven las manos antes de comer y después de ir al baño, cuando salen de la guardería o cuando vuelven de la calle (Si ven que nosotros también lo hacemos, muchísimo mejor).
  • Deben dormir bien, tener un buen descanso nocturno y si el niño necesita hacer siesta no negársela.
  • No los expongas a grandes multitudes en ambientes cerrados
  • El ejercicio físico moderado ejerce una buena influencia sobre la inmunidad de los niños, en cambio, el ejercicio de alta intensidad puede disminuir la capacidad inmunológica del organismo.
  • Es importante que los expongas al sol, con la protección adecuada, durate 10 minutos diarios.Esto ayudará a sintetizar vitamina D.

 

Consigue nuestro libro de recetas 100 recetas rápidas para madres en tiempos de Facebook en nuestra Tienda Mágica a un precio promocional de lanzamiento!

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad