Publicidad
Publicidad

Adicción a la tecnología en niños ¿cómo prevenirla? En la actualidad nos enfrentamos en forma cada vez más frecuente, con casos de adicción a la tecnología. Fundamentalmente por la gran oferta y facilidad con que se pueden adquirir los diversos dispositivos, porque en general se los asocia con determinado estatus, porque da un sentido de pertenencia, de estar "conectado" y porque cada vez más personas acceden y tienen conocimientos tecnológicos.

160499179
Articulos relacionados
Últimos comentarios

En la actualidad nos enfrentamos en forma cada vez más frecuente, con casos de adicción a la tecnología. Fundamentalmente por la gran oferta y facilidad con que se pueden adquirir los diversos dispositivos, porque en general se los asocia con determinado estatus, porque da un sentido de pertenencia, de estar "conectado" y porque cada vez más personas acceden y tienen conocimientos tecnológicos.

Por supuesto que la tecnología nos abre muchas posibilidades, facilitando la vida actual y muchas personas nos beneficiamos por su uso.

Pero la utilización inadecuada de estos nuevos recursos tecnológicos, puede acarrear diversos problemas. Estas conductas no sólo afectan las relaciones personales sino que, además, perjudican el rendimiento general, generando dificultad en la concentración de tareas concretas y reales. Las actividades cotidianas se ven afectadas o interrumpidas por las alertas de mensajes de texto, mails o avisos de redes sociales. Hay compulsión por leer correos y angustia o ansiedad frente a la posibilidad de perderse “algo importante”. Se crea el hábito de hacer varias cosas al mismo tiempo y disminuye la capacidad de relajarse, de disfrute, la productividad y la eficiencia.

No todos los chicos o jóvenes que utilizan la tecnología tienen una adicción o la desarrollarán. Esto depende de la presencia de algunas variables, como por ejemplo, el aislamiento, la ansiedad y la irritabilidad que le puede generar al adolescente no poder conectarse, el no saber ni hacer otra cosa en la casa si no está conectado.

Estas adicciones se presentan en determinados estilos de personalidad con mayor frecuencia,  (rasgos evitativos, dependientes, obsesivos), en personas ansiosas, con temores sociales, con pobre relación familiar, en jóvenes que tienen un familiar con alguna adicción.     

Además del crecimiento continuo de la oferta, los productos están cerca de los jóvenes y los padres pasan gran parte del día fuera de sus casas y es difícil controlarlos.

Como profesionales de la salud mental, en general observamos confusión por parte de los padres. Fundamentalmente, con respecto a cómo manejarse para que sus hijos disminuyan el tiempo dedicado a las redes sociales, los juegos en red, Facebook, mails, mensajes de texto, etc.

Principalmente, porque muchos de los padres se comportan de manera similar a sus hijos con respecto al uso/abuso de la tecnología. Para este grupo de padres es dificultosa la identificación de los problemas que puede acarrear este tipo de conducta, ya que para ellos es habitual, hasta les facilita ciertas tareas y les brinda beneficios.

Cuando detectan el abuso de la tecnología en los chicos o adolescentes, algunos padres  igualmente la sostienen porque prefieren tener a sus hijos en la casa (por seguridad o control), aceptando la gran cantidad de horas que pasan frente a la computadora. Algunos les ofrecen actividades al aire libre (generalmente deportes), otros en cambio, controlan las horas que están sus hijos conectados, y otros controlan además los contactos de los chicos en las redes.

Generalmente les explican a los chicos los peligros que pueden acarrear las redes, pero pocos tienen en cuenta que, además, existen otros. La adicción que les puede generar, retraimiento social, problemas de vista y de postura, así como alejamiento de la realidad, problemas de ansiedad, desatención y depresión.

 

¿Qué hacer para prevenir esta situación?

 

 Los padres deben tener en cuenta que lo más importante es estar cerca de los hijos.

 Pasar buena calidad de tiempo en familia.

# Observarlos y acompañarlos.

 Abrir el diálogo, generarles la confianza para que recurran a ellos.

 Conocer a sus amistades

 Fomentarles actividades incompatibles con el abuso de la tecnología.

# Escuchar las causas que refieren los chicos para pasar excesiva cantidad de tiempo en la  computadora.

 Explicarles las consecuencias que les pueden generar.

 

Por supuesto que respetándoles sus tiempos y espacios, principalmente a los adolescentes.

Informarse y pedir ayuda. La orientación a padres que tienen hijos con problemas de adicciones de este tipo es de gran utilidad, principalmente para sentirse ellos contenidos y guiados por especialistas.

Cuanto antes se actúe para impedir la adicción, menos será el deterioro de la calidad de vida del niño y la familia.

La autoestima se va construyendo desde que los niños nacen. Los padres más equilibrados, atentos y que ocupan eficazmente su rol, tendrán menos probabilidades de tener que enfrentar una problemática de este tipo.

 

Banner-promamas

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Hay 1 comentario
Comentarios

Publicado el 07/03/16 veruska.lugo10
Miembro  

No considero que esté mal que los niños se relacionen con la tecnología. Sin embargo, me parece prudente que los padres deben supervisar esto y mantener el control. Este es un tema que me interesa, tengo sobrinos que están muy influenciados por todo este tema tecnológico. También he consultado en otras páginas web información al respecto, como este, por ejemplo http://bit.ly/1QPNMax Espero les sea útil.

Responder
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad