Publicidad
Publicidad

9 consejos para que tu niño duerma la siesta La siesta es fundamental para el desarrollo y el crecimiento del niño. Descubre cuales son los 9 tips para la hora de la siesta.

07de4368ad511aff2445827e0843023a
Articulos relacionados

En los niños, la hora de la siesta es muy importante.  Hasta los tres años, los niños sienten la necesidad de dormir la siesta, y en general duermen una o dos horas por la tarde. Pasada esta edad, algunos pequeños dejan de hacerlo.  Para lograr que el hábito del descanso forme parte de la rutina diaria del niño, es importante crear una atmósfera que lo facilite y crear una rutina.

1. El compañero de sueño

Tener una manta, objeto de transición o animal de peluche que le gusta  lo puede ayudar a relajarse y calmarse lo suficiente para ponerlo a dormir.

2. Dale tiempo

Si tu bebé es un poco hiperactivo, es posible que simplemente necesite un poco de tiempo para calmarse. Esto quiere decir, que podría querer jugar en su cuna durante un rato antes de dormir.

La clave es, si notas que se queja y se enoja lo saques y vuelvas a intentarlo en un rato.

3. Tiempo de calma

El establecimiento de juego tranquilo antes del sueño puede eliminar la necesidad del punto anterior.   No siempre es posible, ya que a veces puede no querer sentarse a leer un libro. Algunos días funcionará, otros no.

4. Oscuridad

Un cuarto oscuro es calmante pero recuerda que la oscuridad total puede asustar a tu pequeño.  Existen luces tenues de noche que se colocan en los enchufes.

5. No esperes demasiado

Esperar hasta que el bebé esté muy cansado es un error común que muchos padres hacen. Poner al bebé a dormir justo cuando está empezando a sentir  sueño es la mejor manera. Un niño activo a veces pueden ser muy hiperactivo cuando está demasiado cansado ...

6. Tener un monitor para bebés 

Esto no va a ayudar realmente a su bebé a dormir, pero te ayudará a ti a estar más tranquila.   Muchas veces con el afán de chequear que el bebé está bien, lo despertamos sin querer.

7. Elimina las molestias

Algunos bebés son muy sensibles al disconfort.  Chequea que su pañal esté limpio y seco, que no haga demasiado calor ni frío en su habitación.  Esto evitará que factores externos dificulten que el niño concilie el sueño.

8. Rutina 

Realiza siempre la misma rutina antes de dormir, trata de respetar las horas y las formas.  Por ejemplo, luego de comer, leemos cuentos, luego nos vamos al cuarto del bebé con luz tenue y nos quedamos jugando hasta que el sueño llega.   

 9. Calma y perseverancia

Como ya te hemos contado antes,  el niño puede sentir cuando estás nerviosa. Esto puede crear un ciclo de no dormir. Ten confianza en la rutina que has establecido y persevera en ella.  Todo lo que intentes enseñar a tu bebé requiere de tiempo, constancia y perseverancia.

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad