Publicidad
Publicidad

5 consejos para estimular la inteligencia emocional en los niños Las emociones son una parte fundamental de nuestra vida. Desde muy pequeños debemos ayudar a nuestros niños que aprendan a sacar provecho de ellas.

Mom-running-with-happy-toddler
Articulos relacionados

El saber controlarlas, gestionarlas y utilizarlas con la habilidad adecuada, nos permitirá sin duda afrontar el día a día de una forma diferente. Enseñar a los pequeños a sacar máximo provecho de su inteligencia emocional será fundamental para una vida mejor. El conocimiento, comprensión y control de las emociones son básicos para que nuestros hijos se desenvuelvan socialmente.

Guiando a tu niño en estos principios lo ayudarás a desarrollar su inteligencia emocional.

 

1. Enséñale a reconocer las emociones.

 A partir de los dos años es una edad perfecta para iniciar a los niños a reconocer sus sentimientos.  Este es el momento en el que comienzan a interactuar con los adultos y otros niños.  Puedes enseñarles a reconocer las emociones básicas: alegría, tristeza, miedo y rabia. Utiliza fotografías de rostros, mediante dibujos, preguntándoles por ejemplo: "Qué le pasa a este niño?" "¿Está triste?" "¿Por qué crees tú que está triste?" Es un modo perfecto para que aprendan a reconocer no sólo sus emociones poco a poco, sino también las de los demás, y sobre todo, su empatía. 

A partir de los 5 años aproximadamente los niños pueden dar nombre y explicar sus emociones: “estoy enojado porque no me has llevado al parque” 

 

2.  Muéstrale cómo expresar sus emociones.

Es habitual que los niños en ocasiones se vean superados por las emociones, y aparezcan las rabietas.  Es importante que una vez finalizado este episodio enseñemos a nuestro hijo que en lugar de gritar, llorar o pegar es  mejor expresar en voz alta qué les molesta. 

Para esto debemos trabajar en la comunicación, hablar con los niños, hacerles preguntas, es fundamental para su  educación. Debemos favorecer continuamente el que puedan expresarse, poner en voz alta su opinión y sus sentimientos, que aprendan a dialogar. 

 

3. Incúlcale que aprenda a escuchar.  

Desde muy pequeños los niños deben aprender a prestar atención y guardar silencio cuando alguien les habla. Háblale despacio, frente a frente y terminando las frases con un "¿has comprendido?”

 

4. Dale herramientas para controlar su ira.

A partir de los 6 meses, los niños comienzan a desarrollar la rabia, por esto la importancia de saber canalizar sus reacciones y corregir estas situaciones.   Es  importante establecer límites lo antes posible y hablar a los niños continuamente y en cada momento.  Ellos entienden mucho más de lo que expresan, de ahí la necesidad de razonar con ellos.

 

 5. Fomenta el diálogo y el desarrollo de la empatía. 

A medida que los niños se van haciendo mayores aparecen las demandas, por esto es importante desde muy pequeños enseñarles a  pactar, dialogar y  acordar de modo democrático. 

Los niños deben aprender a ponerse en lugar de los demás.  De ahí la importancia de  razonar con ellos continuamente mediante preguntas. "¿Cómo crees que se siente el abuelo tras lo que le has dicho?" 

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad