Publicidad
Publicidad

3 Opciones para cubrir la cuota de calcio diaria en el embarazo y la lactancia Una adecuada y correcta alimentación permite alcanzar un buen estado de nutrición el ser humano. El embarazo y la lactancia son dos momentos trascendentes en la vida de una mujer, durante los cuales aumentan las necesidades nutricionales.

Egimosini-gals
Articulos relacionados

El Calcio es, entre otros, uno de los nutrientes que juega un rol muy importante. Durante el embarazo: el tercer trimestre es el momento en el cual se deposita la mayor cantidad de calcio en el esqueleto en fetal. La absorción intestinal de calcio en la mujer durante este período aumenta para cubrir estas demandas. A menos que se tengan ingestas maternas de calcio extremadamente bajas, es la mamá y no el bebé, quién está más comprometida cuando existe un consumo inadecuado del mismo.

Durante la lactancia la absorción de calcio retorna a los valores previos al embarazo. El contenido de calcio de la leche humana permanece relativamente constante, aún cuando la ingesta materna de calcio sea baja. Esto se debe a la capacidad del esqueleto materno para acumular calcio. Durante este período las madres pueden llegar a movilizar hasta un 2% del calcio esquelético a lo largo de 100 días de lactancia. Por lo tanto, pueden producirse pérdidas importantes de calcio maternal si la ingesta del mismo es baja o si el flujo de leche es elevado. 

Aparentemente, en el período post-lactancia la mujer recupera la densidad ósea a los niveles iniciales. Es por ello que una ingesta adecuada de calcio es muy importante ya que cuando ésta no es suficiente, se compromete el tejido óseo materno para proveer el calcio necesario para el crecimiento fetal y la producción de leche materna.

Existen otras consecuencias de una pobre ingesta de calcio.  Hay estudios que sugieren que una baja ingesta de calcio durante el embarazo (menor a 400 mg Ca/día aproximadamente 400cc de leche/día) se asocia con una alta incidencia de hipertensión arterial. Cuando la ingesta era más alta (800-1000 mg/día, aproximadamente 1 litro de leche/día), la incidencia disminuía significativamente

 

Opciones para una correcta ingesta de calcio

A continuación te damos 3 opciones para que recibas la cantidad de calcio necesario durante el embarazo y la lactancia.

Opción 1: 2 yogures descremados de 200 gr + 1 postre dietético + 1 porción de queso port salut Light + 1 vaso de leche descremada.


Opción 2: 2 vasos de leche descremada de 250 cc+ 1 pote de yogur descremado de 200 cc + 2 cucharadas de queso untable descremado + 1 porción de queso port salut Light.


Opción 3: 2 vasos de leche descremada de 250 cc + 1 pote de yogur de 250 cc + 1 postre dietético + 2 fetas de queso de máquina.

 

El presente artículo fue elaborado y corregido por el comité asesor de bebesencamino.com.

Publicidad

Todavía nadie ha comentado este artículo. Sé el primero en comentar!
Comentarios

Publicidad
Publicidad

Centros de información

Publicidad
Publicidad
Publicidad